El Hospital General Universitario de Ciudad Real contará con un nuevo PET-Tc, dos gammacámaras y una segunda sala de Hemodinámica

El Hospital General Universitario de Ciudad Real contará con un nuevo PET-Tc, dos gammacámaras y una segunda sala de Hemodinámica 2

El Hospital General Universitario de Ciudad Real, dependiente del Servicio de Salud de Castilla-La Mancha (SESCAM), será uno de los que se beneficie del Plan de Inversión en Alta Tecnología (INVEAT) con el que el Gobierno de España avanza en la mejora de la capacidad diagnóstica y de tratamiento del Sistema Nacional de Salud.

La inversión global asciende a cerca de 795 millones de euros que permitirá la adquisición de 850 nuevos equipos para centros sanitarios de todo el país. En el caso del Hospital General Universitario de Ciudad Real, gracias al Plan INVEAT, se van a reforzar servicios de referencia como el área de Medicina Nuclear y la unidad de Hemodinámica.

Así lo ha avanzado este jueves la ministra de Sanidad, Carolina Darias, durante la visita que ha realizado al Hospital de Ciudad Real acompañada por el consejero de Sanidad de Castilla-La Mancha, Jesús Fernández Sanz. Un hospital, cuyo servicio de Medicina Nuclear es referente regional y “verá reforzado su parque tecnológico con dos nuevas gammacámaras y un PET-TC”, ha destacado el consejero de Sanidad.

En el caso de la unidad de Hemodinámica, Darias ha confirmado la incorporación de una segunda sala de Hemodinámica. Para el consejero de Sanidad, esta nueva sala permitirá “completar la capacidad de la Unidad de Hospitalización y Cardiología Intervencionista que es referencia directa para tres áreas sanitarias del Servicio de Salud de Castilla-La Mancha”.

Fernández Sanz ha destacado la importancia de invertir en la tecnología sanitaria más avanzada por dos motivos, el primero porque permite acabar con la obsolescencia tecnológica de equipos cuya vida útil no debe superar los diez años y, en segundo lugar, porque es la mayor garantía para la detección y tratamiento de enfermedades cada vez más prevalentes, como el cáncer o la patología coronaria.

Segunda sala de Hemodinámica

La segunda sala permitiría dar una respuesta adecuada en tiempo y forma tanto a los pacientes hospitalizados como a los ambulantes, disminuyendo la estancia media y la lista de espera y se podría mantener la atención de las tres áreas sanitarias de referencia (Ciudad Real, Mancha Centro y Puertollano) en los más altos estándares.

Según ha explicado el consejero de Sanidad, en los próximos años el envejecimiento de la población y la prevalencia de la enfermedad cardiovascular “nos hacen pensar que habrá un aumento del intervencionismo coronario y estructural, por lo que es importante estar preparados para dar respuesta”

Asimismo, esta segunda sala garantizará una atención simultánea de casos urgentes e intervenciones programadas. Así, la segunda sala permitirá dar asistencia inmediata a estos pacientes urgentes sin interferir con la actividad asistencial programada y si fuera preciso poder atender casos simultáneos, ha concretado el titular de Sanidad.

Medicina Nuclear, referente nacional

El Servicio de Medicina Nuclear del Hospital General Universitario de Ciudad Real es referente regional y nacional, llegando a realizar cerca de 20.000 procedimientos anuales.

El 35 por ciento de su actividad corresponde a PET-TC, el 40 por ciento a gammagrafías, el 21 por ciento a densitometrías, un uno por ciento a ganglio centinela, y un dos por ciento a otros tratamientos.

En 2019 el Gobierno de Castilla-La Mancha amplió las prestaciones de Medicina Nuclear con la adquisición de un segundo PET-TC en el Hospital General Universitario de Ciudad Real, cuya inversión superó los 1,8 millones de euros.

Con el segundo PET-TAC el servicio de Medicina Nuclear de Ciudad Real completa su capacidad asistencial y puede asumir un mayor volumen de estudios.

Se trata de una tecnología más avanzada que permite realizar estudios de mayor complejidad, mejorar los flujos de trabajo, reducir las dosis de radiación al paciente y a los profesionales, además de mejorar la calidad de la imagen, aumentar el campo de visión e incorporar la posibilidad de realizar nuevos procesos con la consiguiente reducción de la demora asistencial.

Actualmente, el servicio de Medicina Nuclear de Ciudad Real cuenta con dos equipos PET-TC, tres gammacámaras. Un densitómetro y dos sondas.

Ir arriba