Toledo, 8 de junio de 2017.- El Gobierno de Castilla-La Mancha ha firmado con la Diputación de Toledo el convenio sobre servicios y ayudas de urgencia en situaciones de necesidad o vulnerabilidad social infantil, puesto en marcha en 2016 con la colaboración de Cruz Roja Toledo, que es fruto “de la colaboración institucional y de la sensibilidad social” para atender al colectivo infantil.
 
Así lo ha destacado la consejera de Bienestar Social, Aurelia Sánchez, en el acto de firma celebrado en la Diputación de Toledo, en el que ha recordado que estas ayudas de urgencia para luchar contra la pobreza infantil “era lo que faltaba para complementar el Plan regional, que tiene en cuenta todas las necesidades de las familias en riesgo de exclusión social”.
 
La consejera ha enumerado las Ayudas de Emergencia Social puestas en marcha por el Gobierno de Castilla-La Mancha, como ayuda económica ante situaciones de urgente necesidad, y el Ingreso Mínimo de Solidaridad (IMS), como prestación económica periódica, “que tuvo un incremento presupuestario para estar en la media nacional, ahora está en 420€ mensuales, con una media de 480€ mensuales para luchar contra la pobreza estructural”.
 
Igualmente ha señalado las Ayudas contra la Pobreza Energética, que han venido a paliar las necesidades de las familias en suministros energéticos y ha destacado que el Gobierno regional pone a disposición de este convenio con Diputación de Toledo los profesionales de los Servicios Sociales de Atención Primaria, que hacen las derivaciones de las familias con menores en riesgo de exclusión social.
 
Aurelia Sánchez ha destacado que la renovación de este convenio suscrito en 2016 se hace este año “con más tiempo, con más dotación y se ciñe a las necesidades específicas de una población de alta sensibilidad, la infantil, en riesgo de pobreza o vulnerabilidad”.
 
410 familias atendidas con 587 ayudas en 2016
 
El presidente de la Diputación de Toledo, Álvaro Gutiérrez, ha anunciado que el presupuesto para este año es de 300.000 euros y se incrementa un 50 por ciento respecto a 2016, mientras que el presidente de la asamblea provincial de Cruz Roja Toledo, Juan Carlos Santos, ha confirmado que en 2016 el convenio atendió a 410 familias, por medio de 587 ayudas prescritas por los Servicios Sociales de Atención Primaria y pagadas a través de Cruz Roja, para hacer frente a gastos de alimentación, vestuario e higiene de los menores, para contribuir a su éxito escolar mediante la compra de material escolar, ayudas de comedor, así como alquileres para la vivienda de las familias con menores.
 
El único requisito para recibir estas ayudas ha sido el presentar la acreditación que facilita la Dirección Provincial de Bienestar Social, que determina la necesidad real de la familia en situación de vulnerabilidad social.
 
Valoración por los Servicios Sociales
 
La consejera ha resaltado que “la valoración y diagnóstico por parte de los Servicios de Atención Primaria evita duplicidad” de las ayudas, ya que son los mismos profesionales los que saben qué necesitan las familias, si ayudas de pobreza energética, de urgencia infantil o el IMS cuando se trata de pobreza estructural, eso es lo realmente importante, que el diagnóstico lo hagan los mismos profesionales, para llegar a donde es necesario”, ha concluido la consejera.
 
Finalmente ha apuntado que en España, según el informe AROPE, el 8 por ciento de la población se encuentra en situación de pobreza severa y que un 20 por ciento lo está en situación de riesgo de pobreza y que todo los indicadores muestran que se están reduciendo.

También te puede interesar:  El Servicio de Extinción de Incendios comunica que los trabajos se refuerzan para cerrar el perímetro en Yeste