El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page visitó ayer la panadería ‘Rincón del Segura’, ubicada en la pedanía de Villares, en el municipio de Elche de la Sierra, y conoció su producción de harina ecológica, en las variedades de blanca, integral, semiintegral y sin gluten; la elaboración de panes, bizcochos y galletas, así como el envasado de otros formatos de harina en productos agrarios como el arroz, trigo, centeno, y legumbres; o la comercialización de aceites, frutos secos, edulcorantes y licuados, entre otros.

El Gobierno regional reconoce la panadería ‘El Rincón del Segura’ como “símbolo y ejemplo de lucha contra la despoblación” 1

García-Page conoció el método tradicional y artesano para elaborar esta harina ecológica, utilizando un molino de piedra, así como un almacén, obrador, la propia factoría y la tienda de una panadería, conformada por 34 trabajadores actualmente, con capacidad de distribución y venta en todo el territorio nacional, especialmente en Madrid, Murcia, Comunidad Valenciana, Baleares y Canarias, y exportando a Portugal, con una facturación anual del pasado año 2019 que alcanzaba casi los 3,2 millones de euros.

En esta visita, el jefe del Ejecutivo autonómico estuvo acompañado de la consejera de Bienestar Social, Aurelia Sánchez; el consejero de Fomento, Nacho Hernando; el presidente de la Diputación provincial de Albacete, Santiago Cabañero; el delegado de la Junta en Albacete, Pedro Antonio Ruiz Santos; la alcaldesa del Ayuntamiento de Elche de la Sierra, Raquel Ruiz; y los tres socios y directivos de esta panadería, entre ellos, José Luis Sánchez, Miguel García Hernández y José Domínguez Rodríguez.

Durante la atención a los medios, el delegado de la Junta en Albacete, Pedro Antonio Ruiz Santos, subrayó que la panadería ‘El Rincón del Segura’ en Villares (Albacete), “es un buen ejemplo de desarrollo económico y social, una empresa que trabaja desde la raíz gracias a su tradición, y que además de los 34 trabajadores, cuenta con 250 pequeñas explotaciones que siembran productos que no se pueden hacer de manera extensiva, fijando riqueza y población”.

Ruiz Santos también explicó que “El Rincón del Segura”, ubicada en la pedanía elcheña “son el principal proveedor que abastece a otras panaderías dentro del territorio nacional y portugués”, y además son todo un símbolo de lucha contra la despoblación, elaborando 100 kilos de harina a la hora.

Por último, el delegado provincial de la Junta de Comunidades remarcó que el presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha querido estar presente, dentro las visitas zonales previstas en otros rincones de la Comunidad Autónoma, para “reconocer lo que hacen y por el ejemplo que ofrecen a los demás”.