El Gobierno regional propone un gran pacto rural para una PAC coherente y sensible con las regiones

El Gobierno de Castilla-La Mancha aboga por un gran pacto rural europeo para apoyar a agricultores y al medio rural

Toledo, 27 de febrero de 2024.- El consejero de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural de Castilla-La Mancha, Julián Martínez Lizán, ha destacado la importancia de impulsar un gran pacto rural europeo que brinde un apoyo decidido a los agricultores y al medio rural. Este pacto deberá ser coherente, sensible con las regiones y ajustarse a las necesidades de agricultores y ganaderos, especialmente en un contexto de dificultades actuales.

En una rueda de prensa, Martínez Lizán valoró los acuerdos adoptados en el Consejo de Ministros de la Unión Europea en respuesta a las demandas de flexibilización y simplificación planteadas por el sector agrario. Estas medidas, tomadas en circunstancias excepcionales, buscan garantizar la aplicación efectiva de la Política Agraria Común (PAC) de manera coherente y adaptada a las nuevas realidades provocadas por la situación geopolítica actual, incluida la guerra en Ucrania y el aumento de costos.

El consejero hizo un llamado a la eficiencia y la rapidez en la implementación de estas medidas, tanto a corto como a medio plazo, para asegurar la viabilidad de la PAC y garantizar el apoyo necesario a los agricultores y ganaderos. En este sentido, se sumó a la propuesta de un “gran pacto rural europeo” planteada por el ministro Planas, con el objetivo de preservar la sostenibilidad del medio rural y dar respuesta a las necesidades del sector agrario.

Martínez Lizán destacó la importancia de recuperar los objetivos fundamentales de la PAC, especialmente en lo que respecta a la rentabilidad de las explotaciones y la garantía de precios asequibles para los consumidores. Asimismo, se mostró satisfecho de que las medidas acordadas en el Consejo de Ministros de la UE estén alineadas con las propuestas de España y de Castilla-La Mancha, fruto del diálogo continuo con los representantes del sector agrario.

Entre las medidas específicas destacadas por el consejero se encuentran la flexibilización de los controles sobre los requisitos de la condicionalidad reforzada para explotaciones de menos de diez hectáreas, el equilibrio en los acuerdos comerciales con terceros países, el impulso al relevo generacional y la implementación de Buenas Condiciones Agrarias Medioambientales.

En definitiva, Martínez Lizán subrayó la importancia de tomar decisiones urgentes para garantizar el futuro del sector agrario y evitar un periodo de incertidumbre. La PAC, en palabras del consejero, debe ser un aliado de los agricultores y ganaderos, nunca un obstáculo, ya que se trata de un sector fundamental para la sociedad encargado de producir alimentos.

Suscríbite a las noticias del Diario de Castilla-La Mancha

– patrocinadores –

Síguenos en redes

Noticias destacadas

– patrocinadores –

Scroll al inicio
×