La Consejería de Educación, Cultura y Deportes ha puesto en marcha la exposición virtual ‘Toledo en Galdós’ como colofón al año en el que se cumple el centenario de la muerte de Benito Pérez Galdós, considerado, después de Cervantes, como el mayor novelista que ha dado las letras españolas.

Esta muestra está compuesta por 85 fotografías antiguas sobre Toledo que ponen de manifiesto la estrecha vinculación que el gran escritor canario tuvo siempre con la capital de Castilla-La Mancha. Todas ellas están datadas entre finales del siglo XIX y la primera mitad del XX, coincidiendo con los periodos en que Galdós visitaba asiduamente la ciudad.

La exposición está disponible en el Portal de Cultura, en el enlace: https://cultura.castillalamancha.es/archivos/exposiciones-virtuales/toledo-en-galdos

Galdós era una enamorado de Toledo, empezó a visitar la ciudad siendo aún muy joven, nada más llegar a Madrid desde su Canarias natal para estudiar la carrera de Derecho. En Toledo solía pasar largas temporadas y desde el principio comenzó a escribir sobre esta ciudad, que se convertiría junto con Madrid en uno de los principales escenarios de sus novelas.

Las fotografías pertenecen al Fondo Rodríguez, proveniente de la conocida casa fotográfica toledana, cuyo fondo se conserva en el Archivo Histórico Provincial de Toledo. Dentro de estas instantáneas destacan especialmente las realizadas por el gran fotógrafo albaceteño radicado en Toledo, Pedro Román.

La exposición ha sido dividida en nueve partes, cada una de ellas evoca algunos escenarios y lugares recreados por Galdós en sus más importantes obras de temática toledana, y cada imagen de Toledo va acompañada de su correspondiente cita literaria alusiva a ese lugar.

Así, la primera parte, ‘Grandiosa perspectiva’, contiene panorámicas de la ciudad desde distintos puntos; la segunda, ‘Relicario de todas las artes’, contiene instantáneas de la Catedral; la tercera, ‘Inextricable topografía’, contiene fotografías de callejones y plazuelas toledanos; mientras que en la cuarta ‘Decadencia y esplendor’ aparecen casas y fondas de la ciudad.

‘Belleza arriscada’, que era como Galdós definía al paisaje toledano y su río “El padreTajo” constituye la quinta parte de la muestra. La sexta, bajo el título de ‘Nobleza y recogimiento’ contiene fotografías de conventos y monasterios de la ciudad. ‘Literatura y realidad’, es la séptima parte de la exposición y en ella se recogen instantáneas de las gentes y tipos de la época que recorrían las calles toledanas.

La octava es ‘Poesía y amenidades’ en donde se descubren imágenes de los cigarrales, unos de los espacios más amados por el escritor. La última de las partes es ‘Sus amigos del alma’, donde se muestran retratos de algunos de los amigos más entrañables de Galdós en Toledo, entre los que destaca el fotógrafo Casiano Alguacil, el pintor Ricardo Arredondo, el escultor Victorio Macho o Gregorio Marañón, quien atribuye a Galdós, su amigo y maestro, el inmenso amor que por Toledo va a sentir siempre.

Señalar que Benito Pérez Galdós ambientaría en Toledo algunas de sus obras más importantes: ‘El audaz, Un faccioso más y algunos frailes menos’, ‘Ángel Guerra’, la gran novela del misticismo español y, finalmente, en ‘Memorias de un desmemoriado’, donde retoma sus recuerdos de temas toledanos.

Igualmente las referencias a Toledo están presentes en varios de los ‘Episodios Nacionales’ y en muchas otras novelas a lo largo de su dilatada obra literaria.