El director general de Desarrollo Rural, José Juan Fernández Zarco y la delegada de Agricultura, Agua y Desarrollo Rural en Ciudad Real, Amparo Bremad, visitaron la explotación de una joven ganadera de 27 años de edad que se incorporó a la ganadería en la convocatoria para jóvenes que el Gobierno de Castilla-La Mancha lanzó en 2018, solicitando también, un plan de inversiones para mejorar su explotación, que está ubicada entre Ciudad Real y Las Casas.

El Gobierno regional pone 100 millones de euros a disposición de jóvenes para poner en marcha su explotación agropecuaria 1

El plan empresarial presentado consistió en una explotación de 500 hembras de ovino de leche, aunque su intención es llegar a 1000 en los próximos dos años y 23 hectáreas de cultivos extensivos y casi 14 de olivar en regadío, todas ellas en arrendamiento y que gracias a estas ayudas, “ha podido regresar a su pueblo después de terminar sus estudios y estar un par de años trabajando por cuenta ajena”. Así ha podido cumplir su ilusión de tener su propia explotación a la vez que contribuye al relevo generacional tan necesario en nuestro sector.

En este sentido, la delegada de Agricultura, Agua y Desarrollo Rural dio a conocer que el Gobierno de Castilla-La Mancha subvencionó a la joven ganadera con 39.000 euros por la incorporación al crear Unidad de Trabajo Agrario, -UTA- y cerca del 70% de los aproximadamente 200.000 euros que va a invertir en la construcción de un aprisco de 750 metros cuadrados, una sala de ordeño, tanque de refrigeración de 1.000 litros y la compra de una nodriza robotizada.

En relación a los cultivos, pretende electrificar los regadíos con placas solares, con lo que conseguiría un ahorro energético y una reducción de emisiones que le permiten incrementar la ayuda recibida.

Bremad destacó el trabajo “desarrollado por esta joven y el esfuerzo realizado en este tiempo al contar con mucho más ganado que al comenzar y vende la leche diariamente”. Es más, en el futuro “le gustaría mucho poder elaborar sus propios quesos con la leche de sus ovejas, de las que espera conseguir pronto la calificación ganadera de la raza manchega”.

Celia, veterinaria desde 2016 por la Universidad Cardenal Herrar CEU de Valencia, desde pequeña tuvo contacto con la agricultura y la ganadería, ya que tanto su abuelo, padre y tíos tienen explotaciones agrarias y ganaderas. Es socia en la Cooperativa Santísimo Cristo del Espíritu Santo, perteneciente a Montes Norte Sociedad Cooperativa de Castilla-La Mancha.

Finalmente, la delegada de Agricultura, Agua y Desarrollo Rural animó a los y las jóvenes que, como Celia, buscan incorporarse a la agricultura o la ganadería para que “aprovechen la oportunidad” que ofrece la convocatoria abierta por el Gobierno de Castilla-La Mancha de 100 millones de euros para incorporación y mejora y que finalizará el próximo día 18 de junio.