Toledo, 25 de agosto de 2017.- Según los últimos datos facilitados por el IMSERSO y correspondientes al pasado mes de julio, el número de beneficiarios del Sistema de Atención a la Dependencia se ha incrementado en un 39% en la provincia de Toledo durante los últimos 25 meses de Legislatura del actual Gobierno regional, con un total de 12.057 personas dependientes atendidas hasta el pasado 31 de julio, frente a las 8.660 que había en el año 2015. 
 
El director provincial de Bienestar Social, Gregorio Gómez Bolaños, ha subrayado que “este incremento no suponen unos fríos datos estadísticos sino que, desde el inicio del Gobierno de Emiliano García-Page y hasta finalizar el mes de julio, tenemos a 3.397 personas dependientes más en la provincia de Toledo que están siendo atendidas cómo merecen”. Al mismo tiempo, incidía en que, durante este mismo periodo, “hemos conseguido reducir en la provincia el número de solicitudes pendientes de valorar en un 38,7%, con un total de 1.114 expedientes menos esperando a ser resueltos”.
 
Otros datos significativos en cuanto a la disminución en las lista de espera, el número de expedientes pendientes del Programa Individual de Atención (PIA) se ha reducido en un 31,6% en la provincia de Toledo, con un total de 2.483 menos al finalizar el pasado mes de julio y con respecto a los que había en el mismo mes del año 2015.
 
Cerca de 3.000 prestaciones más concedidas
 
Igualmente, durante estos 25 meses de Legislatura, el total de prestaciones ofrecidas en la provincia a las personas dependientes ha aumentado en un 26,4%, con 2.844 más prestaciones concedidas, ya que se ha pasado de 10.776 prestaciones en el año 2015 a un total de 13.620 hasta el 31 de julio del presente año.
 
Y entre todas estas prestaciones que reciben las personas en situación de dependencia de nuestra provincia, se ha registrado un importante aumento en el servicio de prevención de la dependencia y promoción de la autonomía personal, con una subida del 102,7%, al  pasar de las 362 prestaciones que había en julio de 2015, a un total de 734 que se ofrecen ahora.
 
A continuación se sitúan las prestaciones vinculadas a servicio, que hasta el pasado 31 de julio ascendían a un total de 1.444 frente a las 789 que había en 2015, lo que supone un aumento del 83%. Le siguen los servicios de Ayuda a Domicilio, que en nuestra provincia se han incrementado en un 77,6%, con un total de 3.006 (en 2015, eran 1.692); y los usuarios de Centros de Día, con un aumento del 69% y un total de 746 personas (en 2015, eran 441).
 
También es de destacar que las prestaciones de Teleasistencia han subido un 60,6%; mientras los usuarios de plazas residenciales han experimentado un incremento del 9,8%, con un total de 2.968 hasta finales de julio.
 
El director provincial de Bienestar Social recalcaba que, con estos nuevos datos ofrecidos por el IMSERSO, “se hace patente, mes tras mes, el esfuerzo que está realizando el Gobierno de Castilla-La Mancha para ofrecer un mejor servicio a las personas en situación de dependencia y, al mismo tiempo, para lograr recuperar el nivel más óptimo en nuestro Sistema de Atención a Dependencia, tras el deterioro que sufrió durante el anterior Gobierno regional del PP”.
 
Asimismo, Gregorio Gómez ha querido reconocer “el excelente trabajo” que realizan todos los profesionales y técnicos de la Dirección Provincial de Bienestar Social en esta materia, “tanto desde el área administrativa para agilizar los expedientes, como en los centros y servicios de atención directa a las personas que se encuentran en situación de dependencia”.

También te puede interesar:  El Gobierno regional apoya a FECAM en la promoción del deporte inclusivo y en la defensa de la igualdad de oportunidades para personas con discapacidad