Guadalajara, 7 de junio de 2017.- El Gobierno de Castilla-La Mancha ha aumentado en los dos primeros años de legislatura más de un doscientos por cien el presupuesto destinado a formación de personas desempleadas, que ha pasado de 19 a 45 millones de euros. Así lo ha señalado el director general de Trabajo, Formación y Seguridad Laboral, Eduardo del Valle, durante el encuentro que ha mantenido con todos los centros de formación de la provincia de Guadalajara colaboradores de la Consejería de Economía, Empresas y Empleo en materia de formación ocupacional.
 
El encuentro se enmarca en una ronda de contactos realizada en cada una de las provincias con el objetivo de “poner en común con los centros colaboradores todas las líneas de trabajo de la Consejería, para ser más eficaces y más eficientes en la puesta en marcha de medidas de formación para desempleados”, según ha indicado el director general de Trabajo, Formación y Seguridad Laboral, que ha remarcado el compromiso del Gobierno regional “con la cercanía y la transparencia en la información”.
 
Eduardo del Valle, que durante su visita a Guadalajara ha estado acompañado por el director provincial de Economía, Empresas y Empleo, Santiago Baeza, ha puesto de manifiesto el esfuerzo realizado por el Gobierno de Emiliano García-Page para revertir la situación de formación para desempleados originada por los recortes de la pasada legislatura, “cuando Castilla-La Mancha era la Comunidad Autónoma que peor ratio de formación de desempleados tenía de toda España”. Con el aumento del presupuesto, se ha conseguido ampliar la programación de este tipo de actividades y, por lo tanto, “las posibilidades que tienen los desempleados de acceder a una formación que les cualifique, que les capacite y que les permita después una inserción laboral en el mercado de trabajo, que es el objetivo final de los programas de formación para el empleo”, ha afirmado.
 
En la provincia de Guadalajara, el presupuesto destinado por el Gobierno regional a formación ocupacional supera los cinco millones de euros. En concreto, la inversión asciende a 5.292.852,34, que se espera que beneficien a más de 1.500 personas.
 
El responsable regional de Trabajo, Formación y Seguridad Laboral ha hecho también hincapié en los procedimientos de acreditación profesional vía experiencia laboral llevados a cabo por el Gobierno regional con el objetivo de “incrementar el nivel de cualificación de sectores importantes económicos de nuestra comunidad autónoma”. Así, ha señalado que las personas que se van a beneficiar de este procedimiento en estos dos primeros años de legislatura se sitúan entre las 10.000 y las 14.000, fundamentalmente de sectores como la atención a la dependencia, “donde se van a acreditar más de 4.000 personas vía experiencia profesional”, el sector industrial, trabajadores forestales o informadores juveniles.
 
Por último, Eduardo del Valle ha incidido en otra línea de formación para personas desempleadas a la que el Gobierno regional confiere una especial relevancia, como es la de la convocatoria de cursos con compromiso de contratación.
 
Según ha señalado el director general, ya se ha enviado al Diario Oficial de Castilla-La Mancha para su publicación la nueva convocatoria de cursos con compromiso de contratación, una línea de acción a la que el Gobierno regional va a destinar 3,6 millones de euros en 2017 y esa misma cantidad en 2018, “una cantidad muy importante, más si tenemos en cuenta que en la anterior legislatura prácticamente no se programaban cursos de este tipo”. En este sentido, ha destacado la importancia de llevar a cabo estas acciones formativas, “que permiten al alumnado obtener una formación y conseguir un empleo cuando ésta termina”.

También te puede interesar:  Santiago Baeza reafirma el compromiso del Gobierno regional con el desarrollo empresarial en las zonas rurales