El Gobierno regional planteará la apertura de un debate de participación en el que esté implicado el conjunto de la sociedad castellano-manchega para elaborar un Plan Horizonte 2025 que marcará las políticas y acciones del Ejecutivo autonómico en estos años en un nuevo programa.

El Gobierno regional elaborará un programa con horizonte 2025 basado en el diálogo para alcanzar los Objetivos del Milenio 1

Así lo informó en su paso por Trillo (Guadalajara) el vicepresidente de Castilla-La Mancha, José Luis Martínez Guijarro, quien ha apuntado que se trata de un programa en el que “nos marquemos retos y objetivos con el planteamiento de que en el 2025 tengamos garantizado el cumplimiento de los Objetivos del Milenio para 2030”. Martínez Guijarro ha concretado que se realizará contando con la colaboración del resto de instituciones de la región y de agentes económicos. Son retos que se abordarán a través del diálogo con instituciones y con agentes sociales y económicos y con la sociedad civil de Castilla-La Mancha, uno de los “vectores de comportamiento” del Gobierno regional durante esta legislatura, tal y como ha señalado el vicepresidente autonómico, “con los que queremos contribuir, junto con la acción del Gobierno, a la estabilidad institucional y social de nuestra comunidad autónoma e impulsar su progreso y desarrollo económico”.

Todo esto a través de la transformación del modelo productivo en Castilla-La Mancha que, además de continuar recuperando servicios y derechos, permita “sentar las bases para un crecimiento sostenible de nuestra Comunidad Autónoma para los próximos ejercicios presupuestarios”.

En este sentido, el vicepresidente explicó que el primer paso es aprobar los presupuestos de Castilla-La Mancha para el 2020, pendientes del trámite parlamentario, y que contemplan más de 8.000 millones de euros de gasto no financiero. Unas cuentas en las que, ha dicho, “un 70% son gasto social pero también hay más de 400 millones de euros para impulsar la transformación del modelo productivo en la región”.

El presupuesto incluye 483,5 millones de euros adicionales para la cohesión social, consolidar el Estado de Bienestar y, también, estimular el crecimiento económico sostenible en Castilla-La Mancha, lo que supone un 6,3% más que en el ejercicio de 2018.

El Proyecto de Ley de Presupuestos de la región para 2020 tiene algunas cifras significativas que garantizan los servicios esenciales a las próximas generaciones. A modo de ejemplo, citó los más de 100 millones de euros que tiene el Servicio de Salud de Castilla-La Mancha para inversiones, de los que 80 están directamente orientados a la construcción de hospitales y centros de salud, y los 20 restantes para la incorporación de tecnología y equipamiento.

Además, el Proyecto de Ley de Presupuestos tiene como objetivos incentivar el crecimiento económico, así como la creación y consolidación del empleo; además de distribuir la riqueza generada para consolidar el Estado de Bienestar.