Albacete, 2 de diciembre de 2017.- El Gobierno regional pretende llegar en el próximo año al doble de perceptores del Ingreso Mínimo de Solidaridad en la provincia de Albacete, al duplicar el presupuesto regional de la Consejería de Bienestar Social y pasar de 8,2 millones en 2016 a 15,4 millones para el ejercicio 2018.
 
Así lo ha trasladado la directora provincial de Bienestar Social, Antonia Coloma al personal técnico y administrativo que trabaja en la gestión del IMS, durante unas Jornadas organizadas por la Escuela Regional de Formación en Albacete, en la que se ha trasladado que hasta noviembre de 2017, los beneficiarios del Ingreso Mínimo de Solidaridad en Albacete, ascienden a 948, según datos de la Dirección General de Acción Social y Cooperación, y que la estimación es llegar al doble de perceptores en 2018.
 
Coloma ha recordado que el pasado Consejo de Gobierno de Castilla-La Mancha aprobó la resolución por la que se convocan las nuevas ayudas del IMS, con importante novedades, como el aumento de la cuantía, que sube de 420 a 429 euros por persona y mes, y en el caso de la media familiar mensual ascenderá a 501 euros en 2018.
 
Además, la directora provincial de Bienestar Social ha resaltado que las ayudas tendrán mayor flexibilización para acceder a ellas, pudiéndose renovar más de 24 meses, de forma que “se introduce la posibilidad de prórroga de las ayudas una vez agotados los dos años de su percepción”, y se elimina la interrupción de tres meses en el cobro anual.
 
En las Jornadas también se ha trabajado con los profesionales el nuevo circuito de tramitación, mejorando el soporte informático para que la gestión sea más sencilla y eficaz.
 
Coloma recordó que el IMS “es una prestación básica destinada a garantizar la inserción social de aquellas personas y unidades familiares que por carecer de recursos económicos suficientes no pueden atender sus necesidades básicas”.
 
Por último, la representante de la Consejería de Bienestar Social ha apuntado que las reformas realizadas en el IMS, como la que se realizó en julio de 2016, -fecha en la que se aumentó la cuantía mensual, pasando de 372,26 euros a una media de 487 euros y se simplificó el proceso de tramitación-,
 
“Gracias a estos cambios realizados por el Gobierno regional se han alcanzado tiempos de resolución excelentes que permiten que una solicitud completa esté resuelta y puesta en pago en 20 días.”, ha aseverado Coloma.

También te puede interesar:  El Gobierno regional publicará el lunes una convocatoria de ayudas para servicios ‘Mejora T’, dirigida por primera vez a entidades locales