El Gobierno de Castilla-La Mancha colabora en la campaña contra la trata de mujeres y niñas con fines de explotación sexual promovida por la Asociación de Investigación y Especialización sobre Temas Iberoamericanos (AIETI) para informar, difundir y visibilizar la trata como una forma extrema de violencia contra las mujeres y así generar rechazo a su normalización y tolerancia social.

El Gobierno regional colabora en la difusión y visibilización de la trata como forma extrema de violencia contra las mujeres, busca rechazar su normalización y la tolerancia social 1

Así lo explicó Pilar Callado, directora del Instituto de la Mujer, en la presentación de la campaña junto a Angélica Mattías, delegada de AIETI Castilla-La Mancha, el director del spot ‘Una desgracia’, Adolfo Fernández, y la actriz Maribel Ripoll, una de las protagonistas del mismo.

Pilar Callado denunció que “la trata y la prostitución son una grave violación de los derechos humanos, una forma extrema de violencia y una señal de la relación de desigualdad entre mujeres y hombres, que afecta principalmente a mujeres y niñas”.

La directora del Instituto de la Mujer explicó que la trata “no es un fenómeno aislado, residual y alejado de nuestras vidas cotidianas”, sino que afecta anualmente a 2,5 millones de personas en el mundo. El 79 por ciento del total de la trata de personas tiene el propósito de trata con fines de explotación sexual, siendo este fin el más numeroso.

De acuerdo a datos de Naciones Unidas, tres millones de niñas entre 5 y 14 años son incorporadas al mercado del sexo. Por su parte, la Asociación para la Atención, Prevención, Reinserción de Mujeres Prostituidas (APRAMP, 2011) señala que 4 de cada 10 hombres consumieron alguna vez o son consumidores habituales de prostitución. Los pocos estudios realizados coinciden en que España ocupa uno de los primeros lugares de Europa en el consumo de prostitución y trata de mujeres y niñas, y ha pasado de ser un país de tránsito a uno de destino de mujeres en parte, atribuido esto último a un aumento de la demanda. Las cifras son estimaciones por la dificultad para encontrar datos, según el INE la prostitución supondría un 0,35 por ciento del PIB, es decir, 4.100 millones de euros al año.

La campaña

Como consecuencia de esta realidad, el Gobierno de Castilla-La Mancha, a través del Instituto de la Mujer, decidió colaborar en esta campaña para sensibilizar a la opinión pública castellano manchega contra la trata de mujeres y niñas con fines de explotación sexual y contribuir a eliminar la tolerancia social frente a esta forma extrema de violencia de género.

El spot central está titulado ‘Una desgracia’, está dirigido por Adolfo Fernández y coprotagonizado por las actrices Sonia Almarcha, Mercedes Ripoll y Carmen Ruiz, y se financió con cargo a los fondos recibidos del Ministerio de la Presidencia, Relaciones con las Cortes e Igualdad, a través de la Secretaría de Estado de Igualdad.

En cuanto a su contenido, a través de un diálogo entre tres personajes, explica que la prostitución ni es trabajo, ni dinero fácil, sino un sistema, propiciado por los demandantes, hombres en su gran mayoría, y proxenetas que se lucran a costa de personas prostituidas, generalmente mujeres y niñas.

La delegada de AIETI en Castilla-La Mancha, Angélica Mattías, agradeció al Gobierno regional el trabajo que hace para prevención y sensibilización contra todas las formas posibles de violencia de género, y en particular el apoyo para realizar este spot contra la trata con fines de explotación sexual. El director del spot y las actrices protagonistas también mostraron su compromiso contra este tipo de violencia y su satisfacción por haber colaborado en el proyecto. La directora del Instituto de la Mujer les mostró su agradecimiento y les ha animado a continuar trabajando en ella.

84.000 euros para prevenir la trata y la explotación sexual

El Gobierno regional trabaja para la reducción de demanda de prostitución y erradicación de la trata y el sistema prostitucional. En la anterior legislatura se puso en marcha una línea de subvenciones a través del Instituto de la Mujer para la prevención de la trata y la explotación sexual. Estas ayudas han ido aumentando de forma progresiva hasta alcanzar la cifra de 84.000 euros para el año 2020, lo que supone un incremento del 110 por ciento.

En el ámbito educacional, el Gobierno de Castilla-La Mancha viene llevando adelante talleres formativos de sensibilización y prevención en colaboración con diferentes entidades.