Castilla-La Mancha ha atendido, en más de 1.600 domicilios, a los usuarios del Servicio Público de Teleasistencia mediante el Plan Especial de seguimiento de tormentas activado en la tarde del miércoles.

Así, la consejera de Bienestar Social, Bárbara García Torijano, ha destacado que, desde el pasado miércoles, el Plan Especial de seguimiento de tormentas ha atendido a más de 1.600 usuarios del Servicio Público de Teleasistencia, en los ocho municipios más afectados por los fenómenos meteorológicos adversos; Iniesta y Tarancón en la provincia de Cuenca, y Polán Burguillos, Argés, Guadamur, Nambroca, Cobisa en la provincia de Toledo, así como en la capital regional.

De este modo, García Torijano ha manifestado que los profesionales han contactado con los usuarios en estas zonas para “garantizar y proporcionar seguridad y apoyo a las personas usuarias del servicio ante la emergencia ocasionada por los fenómenos meteorológicos, mediante contacto telefónico, y verificar de este modo que no se encuentran en peligro y todas sus necesidades están cubiertas”.

En cuanto a las incidencias registradas, y coordinadas con los Servicios de Emergencia, el equipo de profesionales han verificado que todos los usuarios se encontraban en perfecto estado y tan sólo ha sido necesaria la intervención de los Servicios Sociales de Atención Primaria en un caso.

Además, en el caso de la ciudad de Toledo se ha puesto en marcha un servicio automático de contacto con los usuarios para recordarles que pongan el máximo cuidado si tienen que salir de casa por el estado en el que se pueden encontrar algunas calles tras los fenómenos meteorológicos.

Asimismo, hay que recordar a los más de 56.000 usuarios del Servicio Público de Teleasistencia, que pueden contactar con los profesionales del Servicio las 24 horas del día y los 365 días del año, siempre que lo necesiten y ante cualquier situación de emergencia con sólo pulsar el botón rojo.