El Gobierno de Castilla-La Mancha modificó el Decreto 89/2018, del 29 de noviembre, por el que se establece la ordenación de las enseñanzas de idiomas de Régimen Especial para adecuarlo a la nueva situación que vivimos como consecuencia de la pandemia provocada por el COVID-19.

El Gobierno regional adecúa la normativa de enseñanzas de idiomas de Régimen Especial a la nueva realidad que provocó el COVID-19 1

Estos ajustes van a beneficiar a más de 12.000 alumnos y alumnas que cursan estos estudios en las Escuelas de Idiomas y Centros de Educación de Personas Adultas en los niveles Básicos A2, Intermedio B1, Intermedio B2, Avanzado C1 y Avanzado C2 en nuestra comunidad autónoma.

Estos cambios han venido provocados por la situación originada por la crisis actual en materia sanitaria, que hace necesario un ajuste del ámbito educativo a otros escenarios en los que la enseñanza no presencial complemente a la tradicional para adaptarse a una coyuntura cuya evolución y duración son una incógnita.

El otro aspecto novedoso de la modificación que se llevó a cabo es la desvinculación de las pruebas a marcos temporales concretos. Hasta ahora se hace una convocatoria de ordinaria en junio y una extraordinaria en septiembre.