Ciudad Real, 6 de junio de 2017.- El Gobierno de Castilla-La Mancha se ha marcado entre sus objetivos ayudar a las empresas de la región a mejorar la eficiencia energética. “Queremos empresas más competitivas y más respetuosas con el medio ambiente”, ha dicho Patricia Franco esta tarde en el marco de la reapertura de un supermercado de la cadena Mercadona en Ciudad Real.
 
“En el Gobierno de Castilla-La Mancha estamos convencidos de que sólo con la implicación de las empresas en la reducción de emisiones tendremos éxito en la lucha contra el cambio climático. Por eso ya vamos por la segunda convocatoria de ayudas a la eficiencia energética y al aprovechamiento de las energías renovables. Unas ayudas que beneficiaron a 91 empresas el año pasado, 467.000 euros en ayudas” ha incidido Patricia Franco.
 
En este mismo orden de cosas, y aprovechando el contexto, ha subrayado que el índice de ventas del comercio ha subido un 2,7 por ciento en abril de este año con respecto al mismo mes de 2016, un punto por encima de la media nacional. Durante el mismo periodo, la ocupación en este sector también subió casi un 1 por ciento.
 
“Necesitamos un sector del comercio fuerte en Castilla-La Mancha, que cuente con una red de pequeños establecimientos de proximidad arraigados en el territorio, pero que también tenga el aporte de grandes compañías como Mercadona, con capacidad de generar empleo estable y de calidad, así como de implicarse con la comunidad en la que viven y en la que desarrollan su negocio”, ha apuntado la consejera.
 
Precisamente para fortalecer este sector ha recordado que el Gobierno de Castilla-La Mancha ha puesto a su disposición la Orden de ayudas al comercio minorista que está abierta en la actualidad y que establece cuatro programas de ayudas: implantación de Tecnologías de la Información y la Comunicación, promoción de la calidad, promoción del diseño y promoción de zonas comerciales prioritarias.
 
Mercadona en Castilla-La Mancha
 
Esta cadena cuenta en Castilla-la Mancha con 78 supermercados y ha creado en el último año 40 puestos de trabajo fijos, hasta alcanzar la cifra de 3.495 personas. Su volumen de compras a proveedores castellano-manchegos asciende a 1.379 millones de euros, un 3 por ciento más que el año anterior. La empresa mantiene una relación comercial con más de 554 pymes castellano-manchegas que, junto a sus fabricantes interproveedores ha invertido más de 61 millones de euros en la región y genera un total de 14.977 empleos directos e indirectos.
 
La consejera ha concluido su intervención felicitando a la cadena de supermercados por haber apostado por nuestra comunidad ya que, “el éxito de las empresas que operan en Castilla-La Mancha es el éxito de todos”.
 
 

También te puede interesar:  Los profesionales de Atención Primaria de Castilla-La Mancha han realizado más de 4.700 intervenciones de cirugía menor