El Gobierno de Castilla-La Mancha pondrá en marcha esta semana una nueva convocatoria del Cheque Transición, ayuda directa que incentiva la contratación en el mercado ordinario de trabajo de personas desempleadas de larga duración y que fueron beneficiarias de las políticas activas de empleo, como el Plan de Empleo o el Plan Garantía +55, que ahora pasa a denominarse +52.

El Gobierno de Castilla-La Mancha reedita esta semana el Cheque Transición y amplía la vigencia hasta fin de año de los que caducaron durante el Estado de Alarma 1

La consejera de Economía, Empresas y Empleo, Patricia Franco, adelantó que el próximo jueves se recogerá la nueva convocatoria de esta medida en el Diario Oficial de Castilla-La Mancha, y anunció que el Gobierno está trabajando para, mediante un decreto, ampliar la vigencia de los cheques de la convocatoria anterior que expiraron durante el Estado de Alarma., y que quedaron sin uso ante la caída registrada en el mercado laboral.

El Gobierno de Castilla-La Mancha sumó esta semana una nueva herramienta en su política para el estímulo a la recuperación económica de la región después del COVID-19. El Diario Oficial de Castilla-La Mancha publicará este jueves una nueva convocatoria del Cheque Transición, una ayuda directa para las empresas de 5.140 euros para la contratación de las personas desempleadas de larga duración que han sido beneficiarias de las políticas activas de empleo del Gobierno regional, tales como el Plan de Empleo o el Plan Garantía +55. Esta nueva convocatoria está dotada con un millón de euros y persigue, como ha explicado Patricia Franco, “favorecer la transición natural desde el empleo protegido hacia el mercado de trabajo ordinario de las personas con mayores dificultades de inserción laboral”, en este caso las personas desempleadas de larga duración que han participado en las políticas activas de empleo del Gobierno regional.

Cheques de vigencia extendida

En este contexto de incentivo para recupera el empleo, la consejera adelantó que el Ejecutivo autonómico está trabajando en elaborar un decreto para extender la vigencia de los cheques otorgados a anteriores beneficiarios de estas políticas activas de empleo, pero cuya validez expiró en medio del Estado de Alarma. “Queremos mandar un mensaje de tranquilidad para aquellas personas beneficiarias de uno de estos cheques y que han visto cómo caía el mercado laboral a causa de la crisis sanitaria, y no lo han podido aprovechar para su contratación”, ha explicado Patricia Franco, que ha indicado que estos cheques tendrán vigencia hasta el próximo 27 de diciembre.

Sobre las políticas activas de empleo del Gobierno regional, la consejera de Economía, Empresas y Empleo ha lanzado un mensaje a los partidos de la oposición ante su insistencia a la hora de hacer objeto de las conclusiones del Tribunal de Cuentas sobre el Plan de Empleo únicamente al Gobierno regional, pues tiene afectación tanto en el ámbito regional como en los ámbitos municipal y provincial, y ha subrayado el impacto del Plan de Empleo en la reducción del desempleo de larga duración en Castilla-La Mancha desde el año 2015 y en la capacidad de ofrecer oportunidades de inserción “a personas que se vieron excluidas del mercado de trabajo y que formaron bolsas estructurales de desempleo, sin encontrar ninguna respuesta por parte del Gobierno regional durante el periodo 2011-2015”.

Patricia Franco se ha referido al informe publicado por el Tribunal de Cuentas que analiza la inserción de los beneficiarios de los planes de empleo en las convocatorias de 2015, 2016 y 2017. “Llevamos un seguimiento completo, a través del Fondo Social Europeo y con la revisión del Observatorio del Mercado de Trabajo, de la evolución de todos los beneficiarios, que fueron 25.448 en las tres convocatorias a las que hace referencia el informe, y esa inserción se sitúa por encima del 27 por ciento”, ha explicado recordando que el Tribunal de Cuentas extrae sus conclusiones de una muestra de más de 7.000 trabajadores, un 30 por ciento del total de beneficiarios. “No quiero rebatir la información del Tribunal de Cuentas, que es lícita, sino contrastar los datos y cifras que tenemos en la Consejería a partir de un seguimiento completo”, ha remarcado, “aunque tendré la oportunidad de analizarlo con mayor detalle en las Cortes regionales”, al tiempo que ha subrayado el impacto del Plan de Empleo en el mercado de trabajo regional. “En el año 2015 contábamos con 180.200 personas desempleadas de larga duración, y al término del periodo al que hace referencia el informe, 2017, eran 107.500; lo que supone un descenso de 71.700 personas al que hay que sumar su impacto en materia de cobertura y protección por desempleo”, ha finalizado.