Toledo, 28 de diciembre de 2017.- El Gobierno de Castilla-La Mancha ha manifestado su dolor y repulsa ante el asesinato de una mujer hoy en la localidad guadalajareña de Azuqueca de Henares a manos de su pareja, en lo que es un nuevo caso de violencia de género.
 
Así lo ha expresado el presidente del Ejecutivo autonómico, Emiliano García-Page, en el transcurso del desayuno informativo mantenido en el Palacio de Fuensalida –sede de la Presidencia– con medios de comunicación de toda la región y en el que se ha guardado un minuto de silencio.
 
García-Page ha pedido “reforzar más los mecanismos que tenemos de prevención”, así como seguir mejorando la coordinación entre todas las administraciones públicas; y ha puesto el acento en el importante trabajo que realizan los profesionales que trabajan en este ámbito para prevenir y evitar más asesinatos gracias a “la atención y tutela a muchas mujeres que potencialmente pudieran ser víctimas”.
 
Del mismo modo, el jefe del Ejecutivo regional ha subrayado que, gracias a las políticas desarrolladas en los últimos años, en España existe “un nivel de intolerancia social que se ha trasladado al ordenamiento jurídico”, por lo que “tiene que funcionar la maquinaria judicial, policial y de servicios sociales”.
 
García-Page ha recordado que Castilla-La Mancha fue pionera en la lucha contra la violencia de género gracias a la Ley regional de Prevención de Malos Tratos y Protección a las Mujeres Maltratadas con la que se consiguió que “aflorase el problema”, pero ha recalcado que “cada drama nos tiene que hacer pensar que hay cosas por hacer” y cada muerte es “un arañazo” a una sociedad respetuosa de los derechos, moderna y avanzada.
 
El Ejecutivo autonómico está a la espera de recibir el comunicado oficial por parte de la Delegación del Gobierno de España en Castilla-La Mancha, para proponer en la celebración del próximo Consejo de Gobierno la personación de la Junta de Comunidades para el ejercicio de la acción popular en este caso.
 
Ante cualquier sospecha frente a casos relacionados con la violencia de género se puede llamar al número regional gratuito 900 100 114 o al teléfono estatal 016.