Ciudad Real, 2 de octubre de 2017.- La Consejería de Sanidad va a proponer la creación de una nueva red de Expertos y Profesionales, esta vez en materia de Formación en Ciencias de la Salud.
 
Así lo ha afirmado el consejero de Sanidad, Jesús Fernández Sanz, momentos antes de mantener una reunión a través de la Comisión de Seguimiento del convenio entre la Universidad de Castilla-La Mancha y la Consejería de Sanidad, acompañado del rector, Miguel Ángel Collado.
 
Fernández Sanz ha explicado que esta nueva Red de Expertos y Profesionales, tendría entre sus funciones el asesoramiento y evaluación en esta materia en todo lo referido a Formación y Docencia de estudios Pregrado, estudios Postgrado, Formación MIR-EIR y la Formación Continuada de profesionales.
 
En esta red estarán representados la Consejería de Sanidad, la Consejería de Educación, el Servicio de Salud de Castilla-La Mancha (SESCAM), el Instituto de Ciencias de la Salud (ICS), la Universidad de Castilla-La Mancha, los Colegios Profesionales de profesiones sanitarias y Sociedades científicas.
 
Además, la intención es que esta nueva red de Expertos esté íntimamente unida a la ya creada Red de Educación para la Salud y Escuelas de Pacientes, en lo que se refiere a formación de la ciudadanía y población general en esta materia.
 
Convenio con la Universidad de Castilla-La Mancha
 
El objetivo del convenio entre la Universidad de Castilla-La Mancha y la Consejería de Sanidad es promover y facilitar la máxima utilización de los recursos humanos y materiales de las instituciones sanitarias para la docencia universitaria de los estudios de Ciencias de la Salud de la Universidad de Castilla-La Mancha a nivel de grado, master y doctorado, manteniendo la actuación de la misma y su continua mejora de calidad.
 
La colaboración se establece para la formación clínica y sanitaria de los estudiantes de pregrado y postgrado de Medicina, Farmacia, Enfermería, Fisioterapia, Terapia Ocupacional, Logopedia y otras Ciencias de la Salud que, de común acuerdo entre la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha y la Universidad, pudieran implantarse en el futuro.
 
Otros objetivos son cooperar en el mantenimiento de la cualificación de los profesionales de la Salud a su más alto nivel, cuidando su actualización y reciclaje e incorporándolo a la docencia universitaria, consiguiendo que las investigaciones y enseñanzas universitarias en el campo de las Ciencias de la Salud puedan ser utilizadas para la mejora constante de la asistencia sanitaria.
 
Asimismo, el convenio busca favorecer el desarrollo de los departamentos universitarios en las áreas de la salud, potenciando su coordinación en las unidades de investigación de las instituciones sanitarias, estimulando las vocaciones investigadoras.
 
La Comisión de Seguimiento está formada por 12 personas de ambas instituciones y vela por la correcta aplicación del convenio.