La consejera de Bienestar Social, Aurelia Sánchez, ha celebrado hoy que el nuevo reparto del 0,7% del IRPF duplica la subida presupuestaria prevista inicialmente para Castilla-La Mancha por el anterior Gobierno de España, de modo que la región contará para la próxima convocatoria de ayudas con 10,5 millones de euros. “Estamos contentos, el incremento del IRPF es una buena noticia”, ha afirmado Sánchez en declaraciones a los periodistas antes de la reunión del Consejo Territorial de Servicios Sociales y del Sistema para la Autonomía y Atención a la Dependencia.

Castilla-La Mancha contará con 822.067,72 euros más que en la convocatoria anterior, lo que supone un incremento del 8,45% gracias al acuerdo alcanzado con el actual Gobierno, mientras que el anterior Ejecutivo propuso un aumento presupuestario para la región de unos 400.000 euros, ha señalado.

Añadió también que se publicarán las bases de la convocatoria de ayudas del 0,7% del IRPF, y después la convocatoria general, que conllevará un anticipo de un mes y medio respecto del ejercicio anterior.

Las ayudas están destinadas a la financiación de programas sociales por parte de entidades del Tercer Sector y la convocatoria incluye como novedades la mejora en la simplificación en los trámites y el avance en la transparencia.

Dependencia

La consejera también confirmó que se sumará a la petición que realizaron otras comunidades autónomas para celebrar un Consejo Territorial que trate el tema de la Dependencia de forma específica.

“La Dependencia es una prioridad para Castilla-La Mancha y seguro que también para el Gobierno de España y para el Ministerio. Hoy se habla de reparto presupuestario, pero la financiación de la Dependencia está entre una de las prioridades de Castilla-La Mancha y esperamos un Consejo Territorial específico”, ha apuntado.

En cuanto al reparto presupuestario en materia de Servicios Sociales, la consejera celebró que haya “buenas noticias” porque “el Gobierno de Pedro Sánchez le da prioriad absoluta a la pobreza infantil”.

En este sentido, ha añadido que es “la política social de base, la política que va realmente a las personas más vulnerables, que son los niños y niñas”.

La consejera de Bienestar Social también ha valorado el anuncio que realizó ayer, durante su visita a Toledo, la ministra de Sanidad, Consumo y Bienestar Social, Carmen Montón, de que 13.000 cuidadoras familiares de personas con dependencia recuperarán las cotizaciones a la Seguridad Social.