Aún no se han tomado las medidas necesarias para frenar la violencia vicaria, advierte el consejo local de mujeres

Aún no se han tomado las medidas necesarias para frenar la violencia vicaria, advierte el consejo local de mujeres 2

Los consejos locales de mujeres celebraron este martes en el Parque de la Vega su reunión mensual focalizada en la que se incidió en la necesidad de acabar con la violencia de género y recordar a las mujeres asesinadas a manos de sus parejas o exparejas al mes.

El martes 5 de abril leyeron el manifiesto las federaciones AAVV La Verdad y AAVV El Ciudadano, representadas por Esther Arroyo y Tomás Ruiz, respectivamente.

Sobre el crimen de violencia vicaria ocurrido el pasado domingo en Sueca (Valencia), en el que un padre mató a su hijo, Thomas Ruiz se refirió al hecho, condenando la forma de violencia «más brutal y despiadada» porque causa un daño irreparable. Extrañar.

Un total de 47 niños y niñas han sido asesinados por sus padres biológicos, parejas o exparejas de sus madres desde que en 2013 comenzaron los asesinatos indirectos violentos con el objetivo de “destruir para siempre a las mujeres”.

Sin embargo, como enfatizó la vocera de la entidad comunitaria, «la tolerancia social impide la represión de muchas formas de violencia contra las mujeres». Además, este daño a los niños no solo se manifiesta en el asesinato, sino también en «las lesiones a los niños». traicionan a su madre e incluso la atacan».

Por ello, ha añadido, “estos niños han sufrido daños irreparables y además son víctimas de violencia machista encaminada a maximizar el control y dominio sobre las mujeres en relaciones de poder basadas en la desigualdad”.

«Pregúntale a una mujer»

El discurso continuó criticando «la complicidad de una sociedad que constantemente cuestiona a las mujeres, las despoja de su autoridad y cuestiona sus palabras. Las mujeres muchas veces tratan de hacer oír su voz en las escuelas de estas hijas e hijos, amigos, sus propias familias». , en los juzgados, pero «OK» Se está imponiendo la imaginación de los padres y de las ‘malas madres’, como hemos visto siguen ocurriendo asesinatos, y no hemos dado los pasos necesarios, ni como sociedad ni como gobernantes que han el poder para hacerlo», concluyó.

Por otro lado, Esther Arroyo recordó que en marzo tres mujeres fueron asesinadas por sus parejas o socios. «El único pecado de una mujer es no pensar como él, decir que sí a todo lo que él dice». dirección de todas las personas» porque «el silencio y la resignación no son respuestas apropiadas».

20220405_VEGA_CONCENTRACION (1)

 

20220405_VEGA_CONCENTRACION (1)

Ir arriba