El Consejo de Gobierno autorizó en su reunión semanal un gasto de 2,5 millones de euros para gestión de residencias para personas mayores en las localidades conquenses de Montalbo y El Pedernoso.

El Consejo de Gobierno autorizó 2,5 millones de euros para gestión de residencias de mayores en Montalbo y El Pedernoso (Cuenca) 1

Sobre esto informó la consejera de Igualdad y portavoz del Ejecutivo castellano-manchego, Blanca Fernández, quien explicó que “estamos ante dos casos similares en los que se prorroga por dos años más el contrato de gestión mediante una concesión con el objetivo de garantizar el bienestar y la calidad de vida de las personas mayores”.

En lo que se refiere a Montalbo, se hace un importa de 1.500.550 euros y conlleva una gestión integral del centro con una capacidad para 33 plazas, es decir, la realización de todas las prestaciones y actividades relacionadas con la atención y supervisión de las personas residentes que están en situación de dependencia por razones de invalidez física o psíquica.

En el caso de El Pedernoso, la cifra es de 1.030.156 euros para la residencia que tiene capacidad para 26 plazas residenciales para personas mayores no dependientes y personas con reconocimiento de la situación de dependencia en alguno de sus grados.

Fernández remarcó “el gran esfuerzo inversor que realiza el Gobierno regional, que destina 1,9 millones de euros al día a políticas sociales, con el reto de estar en muy pocos años a la cabeza en atención a las personas mayores y a las que poseen algún tipo de dependencia”.

No en vano, Castilla-La Mancha es la Comunidad Autónoma con mayor dotación de viviendas de mayores en la red pública (155) y la segunda en número de plazas (1.500), según lo reflejan los datos del Instituto de Mayores y Servicios Sociales (IMSERSO). A ello hay que sumar las plazas residenciales de carácter público, que se cifra en 11.400 del total de 25.000 plazas existentes en la región.

Un 12 por ciento más en atención a personas mayores

La portavoz también recordó que “el presupuesto destinado a la atención de personas mayores ha experimentado un incremento del 12 por ciento en la primera legislatura del presidente García-Page”, es decir, 32 millones más con respecto al año 2015. Periodo en el que el número de beneficiarios de la atención a la dependencia se situó en 60.740, es decir, 26.052 más que en julio de 2015 –un 75% más-, y el incremento de las prestaciones en un 56%. Sobre estos datos, resaltó que ahora hay 73.526 prestaciones, un aumento en 26.366.

Importante también ha sido la creación de la Comisión de Calidad y Eficiencia en los centros residenciales de mayores, Plan que vela por un modelo de atención centrado en la persona; la oferta del programa ‘Mayores en Forma’ por donde han pasado cerca de 5.000 personas; la recuperación del turismo social con oferta de más 200 viajes o rutas de interés turístico y el compromiso de alcanzar 60.000 plazas en la legislatura actual; aplicación del 50% de descuento en el transporte por carretera de la región; o la apertura o construcción de distintas infraestructuras.

Apuesta por el envejecimiento activo y de calidad

Por último, se indicó que en Castilla-La Mancha actualmente hay 380.000 personas mayores de 65 años, con una estimación de alcanzar 680.000 personas de edad en 2050, un motivo que, según Fernández, “nos hace poner el foco sobre el fenómeno del envejecimiento de la población, su calidad de vida y la promoción del buen trato, y el mejor modo de hacerlo es apostando por las personas mayores y por servicios sociales que fijen población, sobre todo en el medio rural.