El Consejo de Gobierno le dio luz verde a la ampliación de las ayudas a niñas y niños huérfanos por violencia de género que residan en Castilla-La Mancha, y lo hace con el objetivo de facilitar dicha ayuda incluso en los casos en los que el lugar de residencia de la madre esté fijado en otra comunidad autónoma antes de ser asesinada.

El Concejo de Gobierno aprobó la ampliación de ayudas a huérfanas y huérfanos por violencia machista que residan en Castilla-La Mancha 1

De esta manera se corrige un vacío que podría plantearse en determinados casos, tal y como informó la consejera de Igualdad y portavoz del Gobierno regional, Blanca Fernández, quien afirmó que “estas y estos menores de edad tienen el derecho a rehacer sus vidas en cualquier lugar de nuestro país, y en Castilla-La Mancha tenemos claro que no les dejaremos desprotegidos después de un hecho tan duro y traumático en sus vidas”.

Será con la modificación de la convocatoria que regula las ayudas para este tipo de víctimas, ya que Fernández indicó que “lo que queremos es perfeccionar la orden y que no deje ninguna situación sin poder cubrir”, al recordar, en este sentido, que hasta ahora se cubría la situación de mujeres asesinadas cuyo último domicilio hubiera sido en Castilla-La Mancha.

Un cambio que obedece a la “situación de vulnerabilidad” detectada en las delegaciones provinciales de Igualdad y los Centros de la Mujer. Y es que, según detalló la consejera de Igualdad y portavoz, algunas de estas niñas y de estos niños, cuyo domicilio estuviera fijado en la región, no así el de sus madres, no podrían ser preceptores de esta línea de ayudas.

Así, continuaba la consejera, “lo primero que hemos hecho ha sido ponernos en contacto con las comunidades de origen para coordinar las ayudas” y, en todo caso, “en el plazo más corto posible y de manera urgente, vamos a modificar la convocatoria con carácter retroactivo para que ninguna niña o niño que resida en Castilla-La Mancha y que se haya visto azotado por el mayor de los traumas posibles, como es el asesinato de su madre a manos de su pareja o expareja, se quede sin ese apoyo económico”.

Tal y como detalló la consejera de Igualdad y portavoz del Ejecutivo autonómico, se trata de 11 casos, cinco de ellos con las ayudas abonadas o en trámite, a los que se sumarían otros seis gracias a la ampliación de la cobertura aprobada en el Consejo de Gobierno de este martes.

De las nuevas ayudas, dos corresponderían a la provincia de Guadalajara, tres a la de Ciudad Real, dos a la provincia de Cuenca, dos a la provincia de Toledo y una a la provincia de Albacete.

Seguimiento personal y caso por caso

Fernández detalló que, desde las delegaciones provinciales de Igualdad, se están interesando, caso a caso y de manera personal, por cada uno de los menores que se encuentran en “este tipo de situación tan abrupta y traumática”. Y lo hace con un objetivo muy claro, como es “orientar e instar a las familias a que soliciten las ayudas y poder ampararles”.

Una realidad, la de la violencia de género, que la consejera de Igualdad y portavoz catalogó como un “un problema estructural que ha dejado más de 1.000 asesinadas en los últimos años”.