La alcaldesa de Alcázar de San Juan, Rosa Melchor, sobre el caso positivo en coronavirus detectado en una empleada de la Piscina Municipal, ha aclarado que aún es pronto para hablar de brote ya que habrá que esperar al resultado de las pruebas diagnosticas que durante el día de hoy han comenzado a realizarse en el círculo laboral, familiar y social de esta persona.

En cuanto a la apertura de las instalaciones, habrá que esperar al resultado de las pruebas realizadas a la plantilla y así decidir la reapertura sin olvidar que el cierre definitivo de la piscina, está previsto el día 30 de agosto.

La situación está controlada, ha insistido Rosa Melchor en declaraciones a Onda Cero, puesto que los rastreos son minuciosos en el entorno de las personas que han dado positivo y en la actualidad, el Hospital Mancha Centro no registra una presión asistencial con 6 ingresos de pacientes procedentes de la comarca y ningún ingreso en UCI.

Por otro lado, la alcaldesa alcazareña ha reiterado que no es el momento para la celebración de macrofiestas en locales de ocio nocturno y que el ayuntamiento, nada más conocer el anuncio de dos eventos de este tipo en una discoteca de la ciudad, se puso en contacto con la Subdelegación de gobierno en Ciudad Real y con Salud Pública para coordinar el trabajo que evitara la celebración de estas fiestas. “Es lo más sensato”, afirmaba, si bien no ha sido la única intervención en este ámbito puesto que el dispositivo puesto en marcha por la Policía Local y Nacional, han evitado botellones en la vía pública, incumplimiento de horarios en locales de ocio y en las medidas sanitarias aprobadas. Rosa Melchor ponía en valor el buen trabajo realizado por los cuerpos de seguridad en un verano complicado.