La Concejalía de Mantenimiento e Infraestructuras ha culminado esta semana las obras de renovación de firmes en el Camino de Valdarachas a la Cañada, paralelo a la Vía Verde en la zona sur de la capital, a lo largo de 7.910 metros.

La Concejalía de Mantenimiento e Infraestructuras ha culminado esta semana las obras de renovación de firmes en el Camino de Valdarachas a la Cañada, paralelo a la Vía Verde en la zona sur de la capital, a lo largo de 7.910 metros.

Se trata de reparaciones que permiten mejorar el estado de este camino que se ha visto degradado por el uso, desgaste de los materiales por el transcurso del tiempo y por las agresiones meteorológicas, generando grandes deficiencias en los firmes.

Las obras han consistido en la realización de un reciclado y saneo in situ del firme granular existente, con un ancho de calzada de hasta 6 metros. Se ha aportado 10 centímetros de zahorra natural en base, humectada y compactada, el perfilado y refino de cunetas, la reparación de capa de rodadura de 5 centímetros, y algunos saneos manuales con mezcla bituminosa en caliente.

La semana que viene comenzarán las obras en la Colada de Alarcos a Miguelturra, en la pedanía de La Poblachuela. Se actuará en dos zonas, entre el camino del Cristo y la N-420 y entre la CM-412 y el límite del término municipal en un espacio de 1.900 metros.

Entre las dos obras, que ejecuta la empresa Construcciones Gismero S.A.U., se están invirtiendo 70.700 euros.