El Ayuntamiento de Ciudad Real optará a la compra de 400 hectáreas de fincas rústicas propiedad de El Reino de Don Quijote en el Parque Forestal de la Atalaya. Según ha anunciado la alcaldesa de Ciudad Real, Pilar Zamora, el Juzgado número 4, de lo mercantil, está tramitando un expediente de adjudicación de propiedades del Reino de Don Quijote, en el que se incluyen estas parcelas de monte y labor de secano, que permitiría ampliar este pulmón de Ciudad Real que es el Parque de la Atalaya.

El Ayuntamiento de Ciudad Real optará a la compra de 400 hectáreas de fincas rústicas propiedad de El Reino de Don Quijote en el Parque Forestal de la Atalaya. Según ha anunciado la alcaldesa de Ciudad Real, Pilar Zamora, el Juzgado número 4, de lo mercantil, está tramitando un expediente de adjudicación de propiedades del Reino de Don Quijote, en el que se incluyen estas parcelas de monte y labor de secano, que permitiría ampliar este pulmón de Ciudad Real que es el Parque de la Atalaya.

La alcaldesa destacaba que esta compra representaría sumar unas 1.200 veces la Plaza Mayor en superficie forestal al patrimonio de Ciudad Real, que ya tiene 103 hectáreas en esta zona. “Se podría así a disposición de los vecinos de Ciudad Real un magnífico parque forestal. Esto permitiría realizar planes globales ya más ambicioso de deportes, de ocio y vida saludable y del cuidado del medio ambiente”.

Zamora ya ha firmado el decreto para que se inicien los trámites con este fin. Se ha enviado al Servicio de Medio Ambiente que haga una valoración de lo que supondría la adquisición de esos terrenos, que se realizaría con la aplicación del superávit del año 2018.

Parque Forestal de La Atalaya

El 25 de abril se iba a celebrar una primera vistilla para la adjudicación, pero el Ayuntamiento ha solicitado que un aplazamiento para preparar toda la documentación relativa a la adquisición de estas parcelas.

La alcaldesa reconocía que cómo se trata de un procedimiento de puja, el Ayuntamiento no anticipa la cuantía por la que va a optar. Si reconocía que “será ventajosa para los vecinos y vecinas de Ciudad Real. Creemos en la adquisición de patrimonio para los vecinos, porque será para ellos y no podemos dejar pasar esta oportunidad. El interés general y el interés público está claro”.

Además, sobre la petición de carril bici a la Atalaya, reconocía cuando se incorporen estas 400 hectáreas al Parque Forestal de La Atalaya, esa estructura de carriles bici y rutas senderistas accesibles, se deberían englobar dentro del un plan conjunto de todo el Parque.