Unas semanas después de que concluyó completamente la campaña de vendimia, desde el Ayuntamiento quisieron felicitar a los agricultores del municipio, tanto por el buen resultado de la cosecha como por haber llevado adelante una campaña libre de incidentes y cumpliendo con todas las normas y medidas de seguridad que fueron establecidas por la situación sanitaria que atravesamos.

El Ayuntamiento felicita a los agricultores por una campaña de vendimia desarrollada sin incidentes 1

Una campaña que se presentaba complicada por el COVID-19 y que, sin embargo, se desarrolló con total normalidad lo que implica una valoración del buen hacer de todas las partes desde los vendimiadores y los agricultores hasta la Cooperativa y sus trabajadores.

Así lo manifestó también el vicepresidente de Asaja Toledo y consejero vocal de la D.O. La Mancha, el quintanareño Isidoro Vela quien explicó que la campaña se afrontó con miedo por las circunstancias sanitarias ya que la vendimia supone un gran movimiento de gente ya que es la campaña agrícola más importante que se realiza en la región. “La verdad que podemos sentirnos orgullosos porque en nuestra zona no ha habido casos de contagios, ni positivos y ninguna incidencia algo por lo que hay que felicitarnos todos porque hemos hecho las cosas bien desde el agricultor que contrata hasta los trabajadores que han llegado del extranjero y de Andalucía, todo el mundo ha cumplido con los protocolos establecidos y se han adaptado perfectamente”, afirmaba Vela.

En una campaña abundante como la que se desarrolló este año, se presentaba también el inconveniente de la falta de mano de obra, aunque finalmente, tal y como apuntaba Isidoro Vela esta situación fue subsanada y todas las casas han podido llevar la vendimia adelante.

Sobre la cosecha, hay que remarcar que hubo un 30% más que el año pasado. Todos los parámetros fueron favorables sin enfermedades que afecten al viñedo y la uva entró muy sana a la bodega por lo que se puede considerar de muy buena calidad. Ahora el problema es la venta con un año tan complicado, y eso afectará también al precio de la uva en una lucha constante que mantienen los agricultores.

Campaña abundante de calidad pero con caída de los precios y búsqueda de soluciones

En esta misma línea se pronunciaba el gerente de la Cooperativa quintanareña, José Julio Zaragoza, que hizo referencia también a la buena campaña en cuanto a cantidad y calidad de la uva pero las dificultades que afrontan por las caídas de los precios y explicó algunas de las medidas que se aspira a sacar para regular la oferta y la demanda.

José Julio Zaragoza indicó que la campaña estuvo marcada en todo momento por el COVID-19, explicó que desde el primer momento y a causa de la situación sanitaria la Cooperativa junto con la empresa encargada de los Riesgos Laborales estableció un plan de contingencia con el fin de evitar posibles incidencias. El plan funcionó perfectamente y cumplió con creces los objetivos pues no existió ningún caso positivo ni ningún otro problema en toda la campaña. Además permitió la contratación de más personal para que las medidas de seguridad pudieran cumplirse al 100 por 100.

Zaragoza también valoró de forma positiva la campaña, que estuvo por encima de la media de los últimos cinco ejercicios con la entrada de 31 millones de kilos de uva a la Cooperativa “En esta zona, afortunadamente no hemos tenido ninguna enfermedad y por tanto la calidad es muy buena”. El problema, como ya apuntaba el vicepresidente de Asaja, son los precios que están casi por debajo de los costes de producción del agricultor. “Desgraciadamente estamos en un mercado donde los dientes de sierra funcionan y existen unas subidas y bajadas tremendas y este año, con el hándicap del Covid-19 aún más”, recalcaba el gerente de la Cooperativa.“Si tradicionalmente en este sector el tema del precio ha sido un problema constante con la variable del Covid-19 toda la parte de comercialización del vino que va la canal HORECA que representa un 40% de la comercialización está sufriendo una paralización importante”.

En ese sentido, explicaba que el mercado ha estado muy parado durante la campaña y al concluir empezó a moverse un poco sobre todo a nivel de exportación. Así, desde la cooperativa ya han materializado ventas al extranjero aunque a los precios de mercado que hay que no son los que desearían pero es lo que hay. Asimismo tienen muestras enviadas por toda Europa pendientes de su aceptación.

Por otro lado, Zaragoza hablaba de algunas medidas promovidas por Cooperativas Agroalimentarias para afrontar esta crisis como hacer una especie de almacenamiento privado para no saturar los mercados con la oferta del producto, realizando una aportación regular a los mercados para así intentar evitar la caída del precio. También se quiere solicitar una destilación como medida extraordinaria motivada principalmente por el Covid-19. En definitiva, medidas que regulen la oferta y la demanda.