El Ayuntamiento de Aldea del Rey va a proceder este sábado, día 13 de marzo, a la reapertura del Sacro-Convento y Castillo de Calatrava la Nueva, que permanecía cerrado por seguridad desde el paso de la borrasca Filomena por la zona.

Una vez solucionados los problemas, que obligaban a mantener cerrado el recinto amurallado y las dependencias del Sacro-Convento Castillo de Calatrava La Nueva, podrá visitarse de nuevo en el horario de apertura habitual, de martes a viernes de 11 a 14 horas y por las tardes de 16 a 18 horas; los sábados se abre una hora antes en horario de mañanas y se mantiene igual en el de la tarde; el domingo en horario ininterrumpido desde las 10 horas, hasta las 18 horas y los lunes se mantendrá cerrado.

Este horario solo será hasta el 31 de marzo, pues en abril entrará en vigor el horario de verano, en el que se podrá visitar la fortaleza de martes a viernes de 11 a 14 horas y por las tardes de 17,30 a 20,30 horas; los sábados se abrirá una hora antes en horario de mañanas y por las tardes la visita se podrá hacer de 17,30 a 20,30 horas; los domingos el horario de visitas es el mismo que los sábados por la mañana, mientras que por las tardes será de 17,00 a 21,00 horas y los lunes se mantendrá cerrado.

Cabe recordar que los precios de la entrada general al Castillo de Calatrava La Nueva, es de 4 euros y la entrada reducida tan solo de 2,5 euros y de que no es necesario reservar entrada si se visita el Castillo por libre, no así si se quiere hacer con visita guiada que hay que reservarla al 926 69 31 19, teléfono oficial del castillo solo en horario de apertura. Los sábados y domingos se puede visitar el Sacro-Convento y Castillo con guía gratuito. Estas visitas guiadas gratuitas tienen el aforo restringido a nueve personas, más el guía, debido a las medidas ANTICOVID y los horarios de ellas son sábados y domingos a las 11,30 y a las 16,15 horas.

Durante las visitas son de obligado cumplimiento las normas sanitarias impuestas por la autoridad sanitaria competente, estas medidas consisten en el uso obligatorio de mascarilla en todo momento, mantener distancia personal de al menos 2 metros, no realizar grupos de más de 10 personas y respetar las indicaciones colocadas durante todo el recorrido.

La fortaleza actual es de grandes dimensiones (46 000 metros cuadrados), y fue construida por los caballeros calatravos en los años 1213 a 1217, después de la batalla de las Navas de Tolosa, empleando como mano de obra a buena parte de prisioneros tomados en dicha batalla. Una vez erigida, se convirtió en sede de la Orden de Calatrava, y en una de las más importantes fortalezas de Castilla. Su historia corre pareja a la de la propia Orden.