La alcaldesa de Ciudad Real, Pilar Zamora, ha transmitido la enhorabuena de la ciudad al Alarcos Salesianos de Fútbol Sala por su ascenso de categoría a la Tercera División Nacional de Fútbol Sala en su primer año de vida como nueva sección del Balonmano Alarcos.

La alcaldesa de Ciudad Real, Pilar Zamora, ha transmitido la enhorabuena de la ciudad al Alarcos Salesianos de Fútbol Sala por su ascenso de categoría a la Tercera División Nacional de Fútbol Sala en su primer año de vida como nueva sección del Balonmano Alarcos.         

El equipo celebraba en la Plaza Mayor este ascenso, algo que no pudieron realizar en su día por la cancelación de la temporada por la COVID-19. Ellos erán líderes de la primera 60 puntos en 21 jornadas con solo un partido perdido (20 victorias) con 147 goles a favor y 35 en contra, hasta que la liga se paralizó por la COVID-19.

Alarcos Salesianos Fútbol Sala

La alcaldesa de Ciudad Real felicitaba a los componentes de la plantilla del Alarcos Salesianos Ciudad Real, reconociendo el gran esfuerzo que han realizado. “Los deportistas han hecho un gran esfuerzo en la pandemia. La gente del deporte lo ha pasado muy mal, por no poder salir y practicar su deporte. A mí me hubiese encantado recibir al equipo en el Salón de Plenos con todos los honores que se merecen por este ascenso de categoría”.

Pilar Zamora reconocía que el fútbol sala ha dado “muchas alegrías” a la ciudad y siempre que hemos tenido un gran evento de fútbol sala en la ciudad ha servido para la promoción económica y el desarrollo turístico. Por eso mostraba su alegría por el ascenso, “que es motivo de orgullo”. La primera edil también transmitía al presidente del club que el Ayuntamiento “va a estar a su lado, aunque a veces no en la forma que lo solicitan o en la cuantía que exigen, pero hoy estoy feliz porque estamos celebrando un ascenso”.

El presidente del BM Alarcos, Juan Pablo Marciel, reconocía que “es una alegría en estos tiempos de pandemia esta sensación de poder celebrar un ascenso y que tengamos un equipo en la tercera división. Estamos muy contentos de que este equipo y cuerpo técnico haya conseguido el ascenso, que era lo que queríamos para labrar un futuro para el futbol sala en Ciudad Real”.

El entrenador del equipo, Pau Yepes, reconocía que antes del COVID “la temporada iba bien, se acercaba el último tramo, teníamos ilusión de haberla acabado, pero sabemos lo que ocurrió y teníamos claro que no íbamos a volver. Las normas de la competición dicen que si se suspendía, el equipo  que ocupara la primera posición era el que le tocaba ascender. Y ha sido lo que nos ganamos en la pista. No lo pudimos celebrar pero se cumplió y ahora a seguir el camino”.

Ahora el Alarcos Salesianos FS está pendiente de la configuración de los grupos con los equipos que sigan, y se elaborará el calendario. Entonces podrán poner fecha al inicio de la pretemporada. “Queremos ser optimistas y empezar cuanto antes, pero hay que ser muy prudentes y cuando las circunstancias lo permitan poder entrenar y jugar”.