Castilla-La Mancha ha distribuido en esta última semana a los centros sanitarios del SESCAM una nueva remesa con un total de 686.900 artículos de protección frente al coronavirus para los profesionales.

A lo largo de los últimos siete días se han repartido entre las diferentes gerencias periféricas del Servicio de Salud de Castilla-La Mancha un total 672.800 mascarillas de diferentes niveles de protección, 9.600 batas de aislamiento impermeables reutilizables EPI, 2.000 gorros y otras tantas calzas desechables, así como 500 monos.

Además, también se han distribuido 24.000 test de antígenos, que permiten aligerar la carga de trabajo de los laboratorios y acortar significativamente los plazos a la hora de realizar el diagnóstico, y otros 2.300 test de detección rápida de IGG/IGM,  así como 18.700 hisopos sin inactivador.

Desde el inicio de la crisis sanitaria derivada del coronavirus, el Gobierno de Castilla-La Mancha ha aproxima ya a los cuarenta millones de artículos de protección enviados para los profesionales que desempeñan su labor en los centros del servicio regional de salud.

Por otra parte, y siguiendo con el aprovisionamiento de material para el desarrollo de la campaña de vacunación frente al coronavirus, se han distribuido 62.400 jeringas y 67.000 agujas hipodérmicas.