La Diputación de Ciudad Real colabora con la Semana Santa de Ciudad Real

En la edición de guías, carteles y boletines de cuaresma así como con una campaña de promoción en medios que supera los 80.000 euros

El presidente de la Diputación, José Manuel Caballero, se ha reunido con una representación de la Asociación de Cofradías de Ciudad Real, encabezada por su presidente, Francisco Turrillo. Durante el encuentro, mantenido en el Palacio provincial, Turrillo le ha informado a Caballero de los pormenores de la organización de la Semana Santa de la capital, declarada de Interés Turístico Nacional.

Turrillo le ha agradecido al presidente de la Diputación la ayuda que presta la institución provincial a la Semana Santa ciudadrealeña. No en vano, la imprenta de la institución provincial ha editado este año, atendiendo a las demandas de la Asociación de Cofradías, 15.000 guías de mano, 1.000 boletines de cuaresma, 400 unidades del pregón y 50 carteles. Del mismo modo, al tratarse de un evento que cuenta con la declaración de Interés Turístico Nacional, se ha llevado a cabo desde la Administración que preside Caballero una campaña de difusión publicitaria que ha requerido una inversión que supera los 80.000 euros, puesto que no sólo se ha desarrollado en el ámbito local y en el provincial, sino también a nivel regional y nacional con el objetivo de incentivar la asistencia de visitantes a la capital durante la Semana de Pasión.

Así las cosas, la Diputación ha hecho este año el mayor esfuerzo económico dedicado a la Semana Santa de Ciudad Real de su historia, lo que denota el importante grado de implicación de la institución provincial en lo que se refiere a fomentar el impulso de nuestras tradiciones con posibilidades turísticas ligado a la creación de empleo y riqueza en nuestro territorio.

El Palacio provincial, un elemento cofrade más

- patrocinador -

En otro orden de cosas, el Equipo de Gobierno de la Diputación ha respondido, igualmente, a la petición que ha formulado la Asociación de Cofradías de Semana Santa de Ciudad Real consistente en que el Palacio provincial sea iluminado de diferentes colores según lo acordado por el citado órgano, convirtiéndose así en un elemento cofrade más en la ciudad. El viernes de Dolores se iluminó en azul; el sábado de pasión en morado y el Domingo de Ramos en azul.

Hoy Lunes de Pascua se iluminará en morado; en Martes Santo con el color verde; el Miércoles Santo en rojo; la madrugada de Jueves Santo lucirá en morado hasta que se apaguen las luces ornamentales al paso de la Procesión del Silencio. Y el Jueves Santo se encenderán en rojo. El Viernes y el Sábado Santo la Diputación aparecerá iluminada en morado y a partir de las 00:00 horas del Sábado Santo en blanco o dorado, al igual que el Domingo de Resurrección.