La Asamblea General de las Naciones Unidas estableció, a finales de 2018, el día 4 de enero de cada año como día mundial del Braille, por ser el día del nacimiento de Louis Braille en 1809. Braille fue el creador de este sistema de lectura y escritura táctil, con el que tantas personas con distintos grados de discapacidad visual tienen acceso a la lectura en todo el mundo; unos 1.300 millones de personas en la actualidad.

Desde hace más de 80 años, el sistema Braille lleva siendo utilizado por multitud de personas con discapacidad visual en nuestro país; personas que no tendrían acceso a la lectura, al estudio, o con más limitaciones a la cultura, de no ser por esta herramienta. Dentro de la ONCE, la Comisión Braille (creada en 1984), es quien se ocupa de fijar sus normas de uso y desarrollo, así como su simbología.

En España, un gobierno socialista impulsó la ley que reconoce las lenguas de signos y este día se ha instaurado gracias a la petición de la Comisión Braille española, porque el Braille es conocimiento, y el conocimiento es poder.

El gobierno municipal de nuestra alcaldesa, Pilar Zamora, especialmente sensible con las personas con capacidades diferentes, está facilitando la accesibilidad a las instalaciones municipales, promoviendo así el principio de igualdad, desde la perspectiva de un urbanismo inclusivo. Así, la obra que próximamente se va a ejecutar en la peatonalización de parte de la calle Toledo y Calatrava, llevará sendos realces a ambos lados de la zona de rodadura para delimitar las aceras y que puedan ser detectadas con el bastón que portan para andar las personas con discapacidad visual. En la ejecución del proyecto se contó con la colaboración de la ONCE y será un ejemplo a considerar por dicha Organización para otras ciudades.

Comisión Ejecutiva Local del PSOE de Ciudad Real