La Guardia Civil, con el apoyo de Europol, ha llevado a cabo la operación BACCARAT, en la que se ha conseguido desarticular una organización delictiva dedicada al narcotráfico, en el marco de una operación internacional coordinada por Europol y desarrollada simultáneamente en varios países de Europa.

La investigación se inició en 2017 cuando se detectó una compleja organización, perfectamente coordinada y jerarquizada, dedicada al tráfico a gran escala de cocaína entre Sudamérica y Europa. La droga era introducida utilizando contenedores de transporte marítimo en Bélgica y posteriormente distribuida en Europa mediante vehículos equipados con sofisticados compartimentos ocultos. Las investigaciones desvelaron que este grupo delictivo podría estar gestionando plantaciones de marihuana en España y Alemania, antes de su distribución y venta por otros países europeos.

En relación con esta operación, se han realizado 30 registros en varios países, con el resultado de 6 plantaciones de marihuana desmanteladas y la intervención de 60.000 € en efectivo, armas cortas y munición. De los registros efectuados, 3 han tenido lugar en España, y han sido llevados a cabo por la Guardia Civil en las provincias de Guadalajara y Toledo, localizando 3 plantaciones de marihuana donde se han intervenido 700 plantas, 16 teléfonos móviles, 1 tablet, 4.790 € en billetes fraccionados, 7 latas de crema de marihuana y 4 botes de aceite cannabiol 100%.

La operación se ha saldado con la detención de 6 personas, 5 de origen colombiano y un ciudadano albanés en España, 9 detenciones en Bélgica, 3 en Holanda, 6 en Alemania y una en Francia, varios de ellos con un largo historial de antecedentes por tráfico de drogas. Asímismo se ha expedido una orden europea de detención y entrega contra otra persona de origen albanés.

Los registros efectuados en España, han sido llevados a cabo por agentes de la Guardia Civil de Madrid, Toledo y Guadalajara y del Servicio Cinológico, y agentes de Europol y Policía de Amberes.