Este es el primer tren en dirección oeste organizado por los equipos de Dachser Alemania y China. Dachser ya había organizado un tren regular el año pasado para productos químicos en dirección este, de Frankfurt (Alemania) a China.

Para esta nueva ruta, el equipo de Dachser China coordinó todo el proceso con el operador ferroviario, incluyendo la recogida de la mercancía, entrega en la terminal y el despacho de aduanas. Posteriormente en Ludwigshafen, la delegación de DachserMannheim organizó la distribución de los contenedores a través de la red Dachser a otras ciudades de Alemania y en Europa. “La pandemia y la consiguiente escasez de capacidad de transporte aéreo y marítimo han llevado a una mayor demanda de transporte ferroviario. También en este momento es temporada alta en Asia debido a la proximidad del Año Nuevo Chino, lo que también ha impulsado el mercado”, comenta VedatSerbet, Rail Services Manager EMEA en Dachser. «Estamos viendo una tendencia en la que cada vez más clientes buscan soluciones de transporte fiables y rentables entre los dos continentes y, últimamente, eligen la opción de transporte ferroviario».

Alternativa fiable y competitiva

La Nueva Ruta de la Seda, que conecta China con Europa a través de Erenhot en Mongolia, luego Rusia, Bielorrusia y Polonia, proporciona un trayecto por tierra con condiciones estables para transportar, por ejemplo, productos químicos. Al mismo tiempo, esta solución es una alternativa eficiente y rentable al transporte aéreo y marítimo. “El transporte por ferrocarril es fiable en términos de programación y permite a los clientes evitar las volátiles tarifas de flete marítimo o las cancelaciones repentinas de vuelos. Y por último, pero no menos importante, este medio de transporte es más asequible que el transporte aéreo”, concluye Serbet.