La Federación de Asociaciones de Mujeres Rurales, FADEMUR de Castilla-La Mancha en colaboración con Agrobank, ha celebrado cursos de Emprendimiento Agrosostenible, centrados en la fabricación y comercialización de queso, y en los que participaron más de cincuenta mujeres. Esta formación está destinada a colectivos en riesgo de exclusión laboral, impulsando iniciativas de autoempleo que ayuden a fijar población en el medio rural, generar riqueza y crear un desarrollo rural sostenible, además de frenar el despoblamiento y favorecer la igualdad de oportunidades en el territorio.


Ha sido seis los cursos de formación Emprendimiento Agrosostenible organizados por la Federación de Mujeres Rurales FADEMUR de Castilla-La Mancha, dentro del convenio de colaboración abierto con Agrobank. Tres cursos que se han impartido en dos ediciones en las localidades de Oropesa y Almendral de la Cañada de Toledo y otro más en Campo de Criptana, Ciudad Real, con la participación como ya se ha dicho, de más de 50 mujeres.

Estos cursos formativos se realizan en municipios con una población menor a 5.000 habitantes, ya que se considera que estos municipios tienen menos oportunidades formativas para quienes las necesitan.  Han manifestado desde FADEMUR, que los habitantes del medio rural “están interesadas en conocer los fundamentos de la producción artesana de quesos y alcanzar las competencias básicas para poner en marcha una quesería artesanal que les permita incorporarse al mercado laboral”, entre otras materias emprendedoras.

Las actividades de esta formación de Emprendimiento Agrosostenible están dirigidas fundamentalmente a mujeres rurales en situación de desempleo, priorizando cualquier víctima de violencia de género, jóvenes, personas mayores de 50 años en desempleo, priorizando en aquellas personas sin formación pero con interés en la materia.

Algunos de los contenidos que se han impartido en estos cursos se han centrado en la producción y comercialización de queso, así como en otras cuestiones relevantes relacionadas con estos dos puntos: producción artesana de queso, las exigencias legales, la puesta en marcha de queserías artesanales se han convertido en una opción de negocio en el medio rural de Castilla-La Mancha. Asimismo, se han explicado y trabajado técnicas artesanales de conservación de alimentos.

Desde la Federación de Asociaciones de Mujeres Rurales, FADEMUR de Castilla-La Mancha, hacen especial hincapié en la importancia de la comercialización del producto, fomentando los canales cortos de distribución y venta; lo cual ofrecer mayores opciones y posibilidades a este tipo de nuevos emprendedores de las zonas rurales.