La diputada nacional del PSOE, Cristina López Zamora, afirma que los resultados de la gestión sanitaria en Castilla- La Mancha, respecto a otras comunidades autónomas, están siendo evidentes; con las medidas sanitarias se ha logrado salvar vidas y ha descendido el ritmo de contagio y la incidencia acumulada, lo cual es muy importante teniendo en cuenta la gravedad y el contexto de la pandemia, asegura.

Según la diputada socialista, “defender la salud, no es incompatible con defender la economía, y en esta región se ha demostrado ofreciendo todos los recursos posibles a las empresas;  este mismo miércoles conocíamos los datos de paro, y tanto en Castilla-La Mancha como en la provincia Ciudad Real han descendido sin ir más lejos”.

Es la respuesta que ofrece a las declaraciones de la diputada nacional del PP, Rosa Romero, a la que cree necesario “reprochar una actitud que ha dejado mucho que desear, al frente de la Comisión de Sanidad, desde luego sin velar desde ella por los intereses de la región que representa”.

Una región, en la que por otro lado el proceso de vacunación avanza “a muy buen ritmo”, con un sistema público de salud que alcanzará las próximas semanas el millón de dosis administradas; en la que se han reforzado las plantillas durante toda la pandemia, sin dejar por ello de invertir en más tecnología o en la mejora de Hospitales y centros de salud, y donde el índice de población de mayores de 60 años vacunada es de los mayores de España, con un 32% de la misma con dos dosis administradas, y un 79,3% con al menos una dosis puesta.

No entiende López Zamora que a los representantes del PP regional les importemás Madrid que Castilla-La Mancha, y les recuerda que es “odioso” comparar ambos territorios, pues los datos de uno y otro en materia sanitaria, o en materia de atención a las Residencias,“a la vista están”; recordando igualmente que los resultados de las elecciones de Madrid se quedan allí, y que en ningún caso son extrapolables, ni representan a Castilla-La Mancha, ni a ninguna otra región.