La diputada nacional del PSOE, por la provincia de Ciudad Real, Cristina López Zamora, ha mostrado su sorpresa ante las declaraciones de la parlamentaria `popular´, Rosa Romero, acerca de la ayuda prestada a mujeres víctimas de violencia durante la pandemia.

Según la diputada socialista, el PP no está en disposición de criticar la actuación del Gobierno de Sánchez, pues de no haber sido por el PSOE, que reclamó el Pacto de Estado contra la Violencia de Género ya en el año 2014 “aún estaríamos esperando a que se sentaran a negociarlo”.

Explica Cristina López que el grupo socialista en el Congreso, registró al inicio de la pandemia una proposición no de ley con el objetivo de reforzar el apoyo y la asistencia a las víctimas de violencia de género, ante la emergencia sanitaria, al entender que “la protección y la asistencia a las víctimas es un servicio especial y prioritario, que no se podía aplazar con el confinamiento”, indica.

Como añade la parlamentaria del PSOE, si hay un partido político que ha demostrado defender a las víctimas de violencia de género, y sus hijos, pero también a las mujeres víctimas de explotación, trata o agresiones sexuales, ese ha sido históricamente el Partido Socialista, al que señala, “ni Rosa Romero, ni ningún dirigente del PP puede recriminarle lo contrario, pues en el combate contra el machismo asesino no hay tregua, y ningún gobierno liderado por el PSOE escatima recursos”.

Por ello, llama la atención –insiste López Zamora- “que Romero enarbole la bandera en defensa de las víctimas de Trata, pues en los años del Gobierno del PP, en los que ella ya era diputada, ni se hizo nada por estas víctimas, ni se legisló al respecto”. De hecho, recuerda, es el grupo socialista el que ha estado trabajando ya en un anteproyecto de ley, un compromiso que el PSOE llevaba en su programa y que está en los acuerdos de Gobierno; ya durante el COVID, se ha incluido a las víctimas de Trata en el Plan de Contingencia y en el RDL 12/2020 de medidas urgentes, indica.

Una atención preferente a las mujeres víctimas que puede extrapolarse igualmente a Castilla-La Mancha. Cristina López muestra su orgullo por el hecho de que el gobierno regional de Emiliano García-Page haya concedido cinco subvenciones a entidades sin ánimo de lucro, por valor de 326.000 euros, destinadas a la atención a mujeres en contextos de prostitución o víctimas de trata con fines de explotación sexual, que se encuentran en circunstancias de extrema necesidad ocasionada por la crisis generada por el COVID-19.

“Ya fue un hecho sin precedentes que Castilla-La Mancha contara con una Consejería de Igualdad, y además encabezada por una mujer Consejera; ahora también lo es, que esa Consejería subvencione acciones de detección de situaciones de necesidad ocasionadas por la crisis; valoraciones de las situaciones sociales y económicas de las mujeres atendidas; o entrega de recursos para la cobertura de necesidades básicas de subsistencia. De nuevo un gobierno socialista sale al frente” finaliza indicando Cristina López.