El portavoz de la corriente crítica del PP de Castilla-La Mancha, Antonio Martínez Iniesta, solicita al Gobierno autonómico que exija al Ministerio de Sanidad que en el marco de la estrategia contra el coronavirus aplique esta misma semana al conjunto de la región la fase uno de la desescalada. La petición tiene como objetivo propiciar la reactivación económica de las cinco provincias de la región.

La decisión del comité de expertos de mantener a Ciudad Real, Toledo y Albacete en la fase cero supone, en opinión del portavoz, una discriminación del Gobierno central a estas tres provincias que redunda en perjuicio de su tejido productivo. Al respecto, ha resaltado que seguir dos semanas más con el confinamiento tendrá un efecto devastador sobre la economía de estos territorios.

“Las pequeñas y medianas empresas y los trabajadores por cuenta propia de la comunidad autónoma no pueden aguantar más esta situación”, ha expuesto Martínez Iniesta, quien ha pedido que se permita la apertura de comercios y la movilidad de los ciudadanos para recuperar la actividad económica. Y hacerlo, ha puntualizado, con la prevención que requiere el combate contra la crisis sanitaria derivada de la pandemia.

En este punto, Martínez Iniesta ha hecho hincapié en la necesidad de que la población sea consciente de que la fase uno lleva implícita una serie de deberes que debe cumplir, como el mantenimiento de ladistancia de seguridad y el uso, en la medida de lo posible, de mascarillas y los medios recomendados. De esta manera, además, dejará sin argumentos a quienes desde la izquierda pretenden mantener un estado de alarma permanente que acabaría con su prosperidad.

El portavoz de la corriente crítica ha pronosticado al respecto el cierre definitivo de centenares de empresas y la baja en la Seguridad Social de miles de autónomos. Con la consiguiente pérdida de empleo. “En caso de que este pase los castellanos-manchegos tienen que saber que hay dos responsables: el Gobierno central y el Gobierno autonómico. Y que en ambos gobierna el PSOE”, ha aclarado.

Martínez Iniesta también ha responsabilizado a la formación socialista de la “pésima gestión” llevada a cabo para frenar la expansión del coronavirus en Castilla-La Mancha. En su opinión, el presidente de la comunidad autónoma, Emiliano García-Page ha sido incapaz de aplicar medidas eficientes contra el Covid-19, lo que explica que la región haya registrado el segundo mayor número de fallecidos porcentual de España.

A pesar del “magnífico trabajo” del personal sanitario, los hospitales de la comunidad se han desbordado y los trabajadores de este sector han desarrollado su función con una protección deficiente. Así lo han denunciado diversos colectivos y gran parte de la sociedad. Por esta razón, el sector crítico popular ha solicitado a Page la celebración de elecciones autonómicas anticipadas para que la población exponga en las urnas su criterio sobre la gestión política.

Antonio Martínez Iniesta

La corriente crítica del PP pide la fase uno para toda Castilla-La Mancha 1