La Federación de Comunidades de Regantes de aguas subterráneas y superficiales de Castilla-La Mancha ya es una realiada desde hoy 29 de abril de 2019.

Una unión de fuerzas para defender “con una única voz” los intereses hídricos de sus regantes y así, defender los de todos los ciudadanos de la región; una federación que nace hoy tras la firma del acta fundacional que ha sido suscrita por un total de 17 de estas entidades en la localidad de Villarrobledo (Albacete).

El consejero de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural, Francisco Martínez Arroyo, ha agradecido a todos ellos su compromiso y ha trasladado aquí la necesidad de que “defendamos entre todos los intereses comunes en materia de agua”, porque, ha subrayado, en esta materia, “detrás están los intereses de Castilla-La Mancha”.

De esta forma, Martínez Arroyo, ha destacado que el agua “nos vertebra más que otro símbolo”, porque todos los pueblos de Castilla-La Mancha necesitan de este recurso, en una región en la que se encuentran siete cuencas hidrográficas que vertebran Castilla-La Mancha (el Tajo y el Guadiana; el Júcar y el Segura, Duero, Ebro y Guadalquivir).

La constitución de una Federación de Comunidades de Regantes en Castilla-La Mancha era, en palabras del consejero, “muy necesaria” y hoy, ha afirmado, “para mí es una de las mayores satisfacciones porque habéis hecho algo que muchos pensaban que no era posible”, pero desde el Gobierno de Castilla-La Mancha y desde los propios regantes “hemos sido muy perseverantes”.

Así se aspira a que estén dentro de esta organización las más de 500.000 hectáreas de regadíos (el 13 por ciento de superficie agrícola útil frente al 21 por ciento a nivel nacional) y sus 60.000 agricultores.

Esta Federación, ha dicho Martínez Arroyo, era para el Gobierno de Castilla-La Mancha “un objetivo innegociable para el futuro de nuestro sector agrario” y hoy  finalmente, tras una década de intentos fallidos, ha recordado el que será su presidente provisional, Herminio Molina, presidente de la Junta Central de Regantes de la Mancha Oriental, en la que están representados el 100 por ciento de los regantes del Júcar, se ha logrado un “hito”.

Organizados como en otras comunidades

A partir de ahora, los regantes de Castilla-La Mancha estarán organizados para poder defender sus intereses como ya lo hacen en otras regiones como la valenciana, Murcia o Aragón y es que era preciso que “en Castilla-La Mancha existiera una federación compatible con el resto de comunidades que defienden los intereses particulares de cada cuenca”.

A las 17 comunidades de regantes que han firmado este acta fundacional, donde están, entre otras, cuatro de las seis comunidades de regantes del Alto Guadiana, se espera se le irán sumando otras cuentas minoritarias como las del Duero o el Ebro, una vez estén organizadas, y el resto “lo van a hacer en un futuro porque nada mejor que una federación para defender los intereses de todos” porque aquí “de lo que estamos hablando es de Castilla-La Mancha”.

Así, han firmado el acta fundacional de la Federación de Comunidades de Regantes de Castilla-La Mancha, Herminio Molina, en representación de la Junta Central de Regantes de la Mancha Oriental; Ruperto Mesas, en representación de la Comunidad de  Usuarios de Aguas Subterráneas Rus-Valdelobos; Guillermo Sánchez, de la Junta Central de Regantes de la Cabecera del Segura (en constitución) y de la Comunidad de Regantes Riegos de La Tedera; Santiago Muñoz, en representación de la Comunidad de Regantes del Canal Bajo del Alberche; Juan Vázquez, de la Comunidad de Regantes de Aguas Subterráneas Privadas del Acuífero de Campo de Montiel; Benito del Ramo, de la Comunidad de Regantes de Ontur-Albatana; David Manzanares, de la Comunidad de Usuarios de Aguas Subterráneas de la Masa de Agua Subterránea Lillo-Quintanar; Teodomiro Carrero, de la Comunidad de Usuarios de la Masa de Aguas Subterráneas Consuegra-Villacañas; Ana Isabel  Díaz, en representación de la Comunidad de Regantes Las Colleras de Fuente-Álamo; Francisco Suárez, de la Comunidad de Regantes Huerta de Elche de la Sierra; José Fajardo, de la Comunidad de Regantes Rincón del Moro, así como Francisco Javier Sánchez, de la Comunidad de Regantes de Albatana; Pedro José Ibáñez de la comunidad de Casa de la Tía Juana; Sebastián Lajara de la Comunidad Marigimeno, además de José Delicado, de la Comunidad Las Balsas; Pascual Sánchez de Regantes de Pozo Estrecho y Juan de Dios Gandía de la Comunidad de Regantes El Nacimiento, todos ellos, de la localidad de Montealegre del Castillo.

Una a uno los representantes de esta primera Federación de Comunidades de Regantes de Castilla-La Mancha han firmado el acta fundacional, un acto que ha tenido lugar en el Mercado Municipal de Abastos y en el que ha estado también presente alcalde de Villarrobledo.