Concluye la reparación del Colector de Astrana Marín en Cuenca después de la extracción de 1.000 toneladas de desechos

El colector de Astrana Marín de Cuenca, reparado y listo para ser cubierto tras quitar 1.000 toneladas de residuos

En una significativa mejora para la infraestructura urbana de Cuenca, el colector de la calle Astrana Marín ha sido completamente reparado después de su mal funcionamiento en el año 2021. El colector, que había regresado a operaciones en el pasado verano, se encuentra finalmente en condiciones óptimas y próximo a ser cubierto, finalizando así una larga etapa de trabajos.

La intervención, que ha resultado esencial para la red de saneamiento de la ciudad, ha implicado una inversión que supera los dos millones de euros. Además de la colocación del nuevo sistema, las operaciones han incluido una exhaustiva limpieza que ha resultado en la extracción de más de 1.000 toneladas de residuos, lo cual ha sido crucial para restablecer el flujo normal de las aguas residuales.

Dinamizando la zona centro y parte del vecino barrio de Los Tiradores, se han reemplazado 53 segmentos del colector, un proceso que arrancó en octubre de 2022 y que está a un paso de su conclusión con el cierre de los pozos. Con miras a un mantenimiento adecuado, se ha decidido instalar escaleras gigantes que facilitarán el acceso al colector para futuras revisiones.

Darío Dolz, alcalde de Cuenca, ha resaltado la magnitud de este proyecto para la ciudad, reconociéndolo como uno de los más cruciales en términos de obras en los colectores de los últimos años. Dolz evidenció las complejidades enfrentadas en la realización del trabajo, que se llevó a cabo bajo la superficie a unos 18 metros de profundidad, enfatizando siempre en la importancia de preservar la seguridad.

Las beneficiosas consecuencias de estas labores ya se han sentido, revelando el alcalde que las recientes precipitaciones han sido una efectiva prueba de resistencia para el colector. Se ha logrado erradicar antiguos problemas de inundaciones en zonas como la calle Fray Luis de León, que solían verse afectadas por desbordamientos.

El proceso de reparación del colector se retrasó inicialmente mientras se llevaba a cabo un estudio geotécnico para identificar las características del suelo de la zona, un análisis que ahora sirve de base para el planeamiento del futuro Palacio de Congresos. Dolz apuntó que, debido a las necesidades estructurales de la obra, se debe mantener un área sin edificar sobre dos zonas concretas del colector que, no obstante, están diseñadas para soportar hasta 32 toneladas de peso.

También te puede interesar:  El Gobierno de Castilla-La Mancha reconoce el esfuerzo de los profesionales sanitarios por humanizar la atención

Finalmente, el alcalde adelantó posibles planes para reconstruir el demolido pabellón Luis Yufera en la misma área o en sus alrededores, un proyecto que, junto con la reparación del colector, promete transformar y revitalizar una vez más el corazón de Cuenca.

– patrocinadores –

Síguenos en redes

Noticias destacadas

– patrocinadores –

Scroll al inicio