La complejidad asistencial al final de la vida centrará este año las VI Jornadas del Equipo Psicosocial de la Unidad de Cuidados Paliativos del Complejo Hospitalario de Toledo, dependiente del Servicio de Salud de Castilla-La Mancha, que se celebrarán el próximo 21 de marzo en el Hospital Virgen de la Salud de Toledo.

La jornada está dirigida a profesionales socio-sanitarios de Castilla-La Mancha y a familiares de pacientes atendidos por el Equipo de Apoyo Psicosocial (EAPS) a personas con enfermedades avanzadas y a sus familiares en el área sanitaria de Toledo.

La puesta en marcha de este Equipo de Atención Psicosocial, compuesto por dos psicólogos, un trabajador social y un profesional de enfermería, se debe a la colaboración de la Obra Social ‘La Caixa’, que en su convocatoria del año 2008 pone en marcha el Programa para la atención integral a personas con enfermedades avanzadas y sus familiares, junto con la gestión y el respaldo de la Fundación Instituto San José.

Se abordan los criterios de la complejidad asistencial al final de la vida, en pacientes no oncológicos y pediátricos. Además se ponen en común distintas experiencias desde lo psicosocial.

Entre los asistentes participarán la doctora Marisa Martín Rosello, directora médico de la Fundación CUDECA; la doctora Mercedes Molina Robles, médico del equipo domiciliario de Cuidados Paliativos del Hospital General La Mancha Centro; Javier Zamora, psicólogo de la Asociación de padres de niños con cáncer de la Comunidad Valenciana; Mónica Monedo, psicóloga clínica del Hospital San Rafael de Madrid; Aranzazu Esteban, trabajadora social del Hospital Universitario Fundación Jiménez Díaz de Madrid, y Rafael Torregrosa, capellán.

La doctora Inmaculada Raja, responsable de la Unidad de Cuidados Paliativos del Complejo Hospitalario de Toledo, comenzará la jornada de tarde, dedicada especialmente a los familiares de los pacientes atendidos en cuidados paliativos en el último año, con una conferencia inaugural sobre el duelo y realizando un homenaje a los pacientes fallecidos en el último año en la Unidad.

Continuará con la charla de Rocío Díaz Marín, trabajadora social del Equipo Psicosocial, que hablará sobre los conceptos básicos del duelo y, posteriormente, Arantxa de Gracia, enfermera del equipo, lo harán sobre las preguntas frecuentes del duelo.

Las psicólogas del equipo, Laura Morlan y María Pérez Moreno tratarán sobre el acompañamiento en la pérdida del ser querido y el grupo de apoyo de duelo hablarán de la experiencia del equipo.

Más de 10.400 pacientes

El Programa para la Atención Integral de Personas con Enfermedades Avanzadas comenzó a funcionar en 2008. Desde entonces se ha trabajado con 10.486 personas, 4.915 pacientes y 6.291 famiiliares. El Equipo de Atención Psicosocal del Complejo Hospitalario de Toledo trabajó con ellos para afrontar las distintsa situaciones.

El Programa para la Atención Integral a personas con enfermedades avanzadas y sus familiares, en el que está incluido este equipo, junto con otros cuarenta equipos psicosociales distribuidos por las diferentes comunidades autónomas, se desarrolla en diferentes niveles de intervención psicoemocional tanto para los pacientes y los familiares y, además, sirve de apoyo a los equipos de Cuidados Paliativos.

Tanto pacientes oncológicos como no oncológicos en situación terminal son derivados a la unidad hospitalaria, o a equipos domiciliarios de Cuidados Paliativos para afrontar mejor el final de una etapa.

Ayuda grupal ante momentos difíciles

Asimismo, el programa contempla diferentes áreas temáticas entre las que cabe destacar: el apoyo emocional al paciente con enfermedad avanzada y a sus familiares, la atención al duelo una vez que se ha producido la pérdida y la prevención del síndrome de Burnout, o de desgaste profesional, en los sanitarios de los equipos de Cuidados Paliativos.

Además, el programa de duelo del Equipo de Apoyo Psicosocial de la Unidad de Cuidados Paliativos del Complejo Hospitalario de Toledo ha ofrecido apoyo a más de 390 personas desde que se puso en marcha en el año 2011 por la pérdida de un familiar, tanto de forma individual como grupal.

El programa de duelo también está abierto a personas que no han sido atendidos por el equipo pero que han sufrido pérdidas de algún familiar por accidentes de tráfico, otras enfermedades crónicas no oncológicas, muertes súbitas o suicidios. En estos casos, son derivados por otros profesionales o petición de la familia.

Desde 2013 funcionan grupos de duelo terapéutico, conformados por 10 personas que han perdido familiares. Cada grupo se reúne en ocho sesiones donde se abordan la expresión emocional y los estilos para afrontar un duelo.