El concejal de urbanismo del Ayuntamiento de Ciudad Real, Alberto Lillo, ha explicado esta mañana la ejecución de las obras que se están realizando en la Avenida de los Reyes Católicos, que está ejecutando la empresa TRABIT SL.

El concejal de urbanismo del Ayuntamiento de Ciudad Real, Alberto Lillo, ha explicado esta mañana la ejecución de las obras que se están realizando en la Avenida de los Reyes Católicos, que está ejecutando la empresa TRABIT SL.

Así detallaba que el carril-bici está ejecutado al 95% a falta de la pintura y del microaglomerado en frío o “slurry asfáltico”. Los paseos transversales de hormigón para los cruces del pinar están ya al 100% ejecutado, para hacer más accesible toda la avenida con respecto a las entradas desde el polígono de Larache.

Además se han ejecutado los dos bypass de la red de saneamiento hacia el colector de Miguelturra. Lillo explicaba que “una de las partes más importantes era ésta porque por aquí hay tuberías de 500 y de 600 milímetros que generaban en los días de tormentas unos grandes problemas, ya que las tuberías entraban en carga y expulsaban el agua hacia el exterior, creando balsas de agua. Con estos bypass se facilitará el sacar agua en días de lluvia”.

Al mismo tiempo hemos cambiado y mejorado la red de imbornales de toda la Avenida de los Reyes Católicos, que están al 95% de ejecución. Son imbornales de cajón, no solamente es de suelo, sino que van también sobre el acerado, con lo que se facilita la extracción de agua rápida.

También se está mejorando la accesibilidad y la situación de los pasos de peatones, aumentándolos tanto para bicicletas como peatones. “Tenemos que intentar hacer obras donde el peatón sea prioritario, que sean accesibles, que se pueda pasear amablemente por la ciudad, por lo que hemos aumentado los pasos de peatones y la seguridad de los peatones. Al mismo tiempo hemos mejorado los radios de giro de las calles, porque dan mucha seguridad a la hora de cruzar”.

En cuanto a las tareas de asfaltado, esta pasada semana se inició el fresado de la vía de los dos carriles exteriores, “que eran los que estaban en una situación calamitosa”. “Hemos hecho una modificación del proyecto, que tuvimos que pasar por aprobación de Junta de Gobierno para actuar de manera más potente sobre esos dos carriles, haciendo un reciclaje de materiales y una mezcla con cemento de manera que demos mucha más consistencia, porque son los dos carriles que son los que más sufren el paso. Esta recuperación ya se está realizando, y cuando terminemos realizaremos la pavimentación de toda la calle”.

Lillo reconocía que se mantendrán los cuatro carriles de circulación y se aumentarán en unas 120 plazas de aparcamiento en las cercanías del Hospital General. Al mismo tiempo va a haber una mejor señalización de toda la vía, “es una vía de 1.100 metros que puede ser muy rápida y tenemos que intentar calmar el tráfico”.

“Nuestra intención –reconocía finalmente- es mejorar la “seguridad, accesibilidad, aparcamiento, arbolado, luces nuevas y sobre todo el saneamiento con un bypass hacia el emisario de Miguelturra”.