Dentro del mundo de la economía, el sector de la construcción es uno de los más importantes. Un sector, que al igual que el resto, se debe ir adaptando a los nuevos tiempos y buscar técnicas que ofrezcan una mayor sostenibilidad. Se trata de algo muy necesario y que todas las empresas deberían tener en cuenta si queremos cuidar nuestro entorno.

En este sentido, la Unión Europea venía trabajando en una nueva forma de entender el sector de la construcción, mediante importantes cambios legislativos planteados a corto y medio plazo. Con esto se busca obligar a una nueva generación de profesionales capaces de tener una visión económica sostenible de los diferentes proyectos.

En este sentido, el Programa Empleaverde de la Fundación Biodiversidad, cofinanciado por el Fondo Social Europeo, ofrece a las personas desempleadas con residencia en Castilla La Mancha formación gratuita en bioconstrucción y energías renovables. En concreto, se trata de un curso on-line de 100 horas titulado  “Energías Renovables y Climatización en Bioconstrucción” que comienza el 18 de mayo y otro curso de 100 h ya en marcha sobre “Bioconstrucción y proyectos habitacionales sostenibles”.

Un sector en transformación con muchas oportunidades de empleo

El objetivo último del programa formativo es mejorar la empleabilidad del alumnado mediante una certificación innovadora en el ámbito de los empleos verdes, con especial énfasis en el sector de la bioconstrucción, proporcionando conocimientos asociados a una forma de construir más respetuosa con el medioambiente, más saludable para sus habitantes y que reconoce y pone en valor los saberes y las tradiciones constructivas de los territorios rurales.

El carácter innovador de esta formación dará la oportunidad a las personas participantes de obtener una certificación novedosa que les abra muchas oportunidades laborales en un nuevo mercado adaptado a la Estretegia de Transición Justa. Dicha estrategia gubernamental hace especial hincapié en la necesidad de transformar el sector de la construcción ya que éste “se puede convertir en una de las mayores oportunidades de empleo” para lo cual se “requerirá formación profesional específica y nuevos perfiles a lo largo de toda la cadena”.