Si estás cansado de tener todas tus cosas desordenadas siempre, es posible que sueñes con tenerlo todo en su sitio pero no sabes cómo hacerlo. Es mucho más fácil de lo que te imaginas y solo necesitas algo de constancia y querer tener las cosas bien. Hay algunas reglas pequeñas de organización que podrás usarlas en cualquier situación, ya tengas estancias grandes o pequeñas.

Puedes recordar estas reglas siempre que tengas que ordenar cualquier cosa de tu casa, ya sea una habitación completa, un área pequeña o cuando quieras descubrir una mejor forma de clasificar las cosas. Para empezar, saber esto te aliviará estrés, sobre todo estrés por desorden.

Si no tienes tiempo puedes estar semiorganizado, que siempre es mejor que estar desorganizado. Si no tienes tiempo para poder organizar todo el desorden, entonces ordena a medias para ordenar mejor en otro momento que consideres que sea mejor.

A continuación vamos a ofrecerte una serie de claves que te vendrán muy bien para tener tus cosas ordenadas, pero recuerda que lo primero es querer tener las cosas bien. Una vez que tengas el hábito de hacerlo cada día, podrás descubrir que es mucho mejor tanto para el orden de tu hogar como para el orden mental.

Ten menos cosas

¿Has notado alguna vez que las casas minimalistas siempre lucen más organizadas? Es mucho más fácil mantenerse organizado si tienes menos cosas . No necesitas reducir tu guardarropa a un puñado de artículos (solo si quieres), despojar tu oficina en casa de todo lo que sea motivador o deshacerte de todos los juguetes de tus hijos.

Solo necesitas traer a casa artículos nuevos con menos frecuencia o regalar artículos innecesarios. No los echarás de menos., así que no tengas apego por objetos que solo tienes guardados sin usar nunca… Extrañarás intentar meter productos y artículos no utilizados en espacios de almacenamiento ya llenos…

Ten artículos similares

La organización es más fácil de mantener cuando se hace de forma lógica. Agrupar cosas similares. Mantén el mismo tipo de artículo en un solo lugar para que sepas dónde encontrarlo. Esta regla funciona bien con artículos de uso diario, desde utensilios de cocina hasta herramientas y juguetes.

Claves para tener tus cosas ordenadas siempre 5

Por ejemplo, pon vasos en un armario y tazas en otro. Mantén juntos los conjuntos de artículos similares tanto como sea posible. Reúne libros de la sala de estar y colócalos en una pila. Tu espacio se verá más ordenado que si los libros estuvieran esparcidos al azar por la habitación.

Mantén siempre a mano un cajón de la basura

El concepto de tener un  cajón de basura  te libera de la presión de organizar pequeños desórdenes o pequeños pedazos de restos flotantes y desechos. Limita el tamaño y la cantidad de áreas de basura a un par de cajones o cajas pequeñas alrededor de tu casa.

Demasiados cajones de basura descarrilarán tus esfuerzos de organización porque entonces todo se tirará. Agrupa los artículos similares para que sepas dónde poner esas cosas. Pon pilas individuales en un cajón de basura, ligas elásticas de los productos que traigas a casa y esas pequeñas bolsas de pan que vienen de alguna manera son útiles en los momentos más extraños.

Ten un área para preparar las cosas

Nada arruinará rápidamente tus esfuerzos de organización que tener una pila de artículos temporales que no sabes dónde almacenar. ¿Dónde guardas las donaciones de ropa, los libros de la biblioteca que deben devolverse, los artículos que deben reciclarse o las compras que deben llevarse a la tienda? En poco tiempo, los artículos de transición pueden invadir tu hogar. La solución es dedicar una pequeña área de preparación para estos artículos. Si no tienes un vestidor para este propósito, crea un lugar en tu hogar con una fila de ganchos y bolsas para cada propósito.

Ten constancia

El secreto principal para tener las cosas bien organizadas es la constancia. No es necesario que tengas que dedicar dos horas a la limpieza diaria de tu hogar, ¡ni mucho menos! Además, si eres una persona ocupada, solo de pensarlo te estresarás.

Claves para tener tus cosas ordenadas siempre 6

En este sentido, es importante que tengas presente que, con 10 minutos cada día, podrás ir organizando las estancias de tu casa. Ordenando aquello que está a la vista y guardándolo, seleccionando aquellas cosas que ya no utilizas y que en tu casa solo hace que estorbar. Cada día, emplea un ratito de tu tiempo para que de esta manera, puedas tener todo más organizado. Cuando tengas el hábito y tu hogar siempre esté en orden, te darás cuenta de la paz mental que tendrás siempre en tu casa.

No pierdas más el tiempo y deja las excusas a un lado. Si quieres tener un rincón, una estancia o todo tu hogar más organizado, solo tienes que ponerte manos a la obra para conseguirlo. ¡Puedes empezar hoy mismo con el cambio!

Más en la Revista de Decoración de interiores y Hogar.