La Gerencia de Área Integrada de Ciudad Real, dependiente del Servicio de Salud de Castilla-La Mancha (SESCAM), trabaja en la implantación de estrategias organizativas que permitan evaluar la calidad percibida por los pacientes y sus familiares de la atención recibida durante su estancia tanto en el hospital como en los centros de salud y consultorios del área.

La primera de las medidas puesta en marcha fue la creación de un Comité de Calidad Percibida, integrado por profesionales de Atención Primaria y distintos servicios del Hospital General Universitaio. El comité busca establecer un método para recoger las propuestas de los usuarios para mejorar en calidad asistencial y fijar proyectos que respondan a esta necesidad.

El germen de esta estrategia está en la configuración de los grupos focales de pacientes puestos en marcha en la Gerencia de Ciudad Real a través del Plan Dignifica, una de las líneas de trabajo que se han seguido a lo largo de la legislatura en pro de la humanización de la atención sanitaria.

Se crean grupos focales en diferentes servicios como Urgencias, UCI o el Hospital de Día Onco-Hematológico, que permiten evaluar la opinión de usuarios a partir de cuestionarios y sesiones conjuntas en las que participan pacientes, familiares y profesionales sanitarios de todas las áreas.

Esta herramienta ha servido de base para la creación de un Comité de Calidad Percibida que defina estrategias concretas y unifique los criterios de evaluación dando cabida tanto a usuarios como a asociaciones de pacientes.

Según explica Alberto Jara, gerente del área integrada, “nuestra filosofía es crear una cultura de colaboración asistencial y de cuidados, reforzando lazos entre todos los agentes implicados de forma que entre todos hagamos propuestas para mejorar el sistema público de salud”.

La metodología de trabajo que se planteó desde el Comité de Calidad Percibida del area de Ciudad Real parte de la elaboración de encuestas para determinar las principales demandas, recoger sugerencias y plantear puntos a mejorar. Una vez que se evaluan las propuestas, se diseñan programas específicos capaces de mejorar en las unidades y servicios concretos.

Una vez realizado este procedimiento, el Comité de Calidad Percibida ha puesto en marcha dos iniciativas en las que se trabaja de forma paralela. Una de ellas es la redacción de un plan de acogida en la UCI y otro es el desarrollo de un proyecto con las asociaciones de pacientes para estrechar vínculos con profesionales y pacientes favoreciendo una red de apoyo conjunta.

Un paso más en la humanización de la asistencia sanitaria

La creación del Comité de Calidad Percibida y el desarrollo de estrategias que permitan mejorar la respuesta que se da a los usuarios del sistema público de salud, se engloba en las políticas de Humanización que desarrolla el Gobierno de Castilla-La Mancha a través de la Consejería de Sanidad.

Esta iniciativa de la Gerencia de Ciudad Real supone “una paso más” en la puesta en marcha de medidas que garanticen la participación de pacientes y asociaciones, a las que se unen la creación de las Escuelas de Salud y Cuidados o las Redes de Expertos, ha explicado Alberto Jara.

Además, la labor del Servicio de Atención al Usuario refuerza la estrategia centrada en “escuchar al paciente y hacer llegar sus necesidades para responder de forma eficaz”, añadió el gerente del área.

Este impulso a la participación de los distintos colectivos que configuran el sistema sanitario es  uno de los diez elementos esenciales de la nueva Estrategia de Humanización de la Asistencia Sanitaria que está ultimando el Gobierno de Castilla-La Mancha.

La finalidad del marco normativo es crear las estructuras transversales e interdisciplinares que sean necesarias para elevar la humanización en los centros sanitarios, desarrollando un marco común de trabajo y aumentando la corresponsabilidad de distintos agentes que intervienen en la atenión sanitaria.

En este sentido el Gobierno de Castilla-La Mancha dará mayor participación a las asociaciones de pacientes en la elaboración de los planes de humanización de las diferentes Gerencias del Servicio de Salud de Castilla-La Mancha, buscando para ello fórmulas y metodologías de participación adaptada a las características y necesidades del tejido asociativo de cada territorio.