Ciudad Real contará con un nuevo parque de bomberos, que finalmente se ubicará en una parcela de la carretera N-430 en dirección a Piedrabuena, en torno a una superficie de más de 30.000 metros cuadrados. Un proyecto cuyo presupuesto de ejecución asciende a más de cuatro millones de euros, que será financiado a través del propio Consorcio al contar con un remanente de 10 millones, importe al que ascenderá la dotación total con la adquisición de 11 nuevos vehículos, junto a equipos de protección.

Ciudad Real contará con un nuevo parque de bomberos, que finalmente se ubicará en una parcela de la carretera N-430 en dirección a Piedrabuena, en torno a una superficie de más de 30.000 metros cuadrados. Un proyecto cuyo presupuesto de ejecución asciende a más de cuatro millones de euros, que será financiado a través del propio Consorcio al contar con un remanente de 10 millones, importe al que ascenderá la dotación total con la adquisición de 11 nuevos vehículos, junto a equipos de protección.

Un parque en el que, además de las instalaciones propias de este tipo de servicio, se instalará el centro de comunicaciones y central del consorcio, y como novedad se creará un centro de formación. Todo ello sobre una superficie de 15.000 metros cuadrados, triplicando así el tamaño de las instalaciones del parque actual.

Parque de Bomberos en la N-430 Parque de Bomberos en la N-430

Así lo ha anunciado esta mañana el presidente de la Diputación de Ciudad Real, José Manuel Caballero, quien ha puesto de manifiesto cómo se trata de una inversión muy potente, que se materializa gracias al remanente generado por el Consorcio durante todos estos años y a las aportaciones de la institución provincial para conseguir este objetivo, “disponer de un parque del siglo XXI”.

De forma concreta, el parque de bomberos propiamente dicho contará con una superficie de 1.884 metros cuadros, junto a una pista de trabajo añadido de 2.000 metros cuadrados y una urbanización para dar servicio, de 1.000 metros cuadros.

Las instalaciones del centro de comunicaciones y central del consorcio contará con una superficie de 1.700 metros cuadrados, junto a 1.000 metros más de espacio urbanizado, mientras el centro de formación contará con un espacio de 360 metros, junto a una pista de trabajo de 4.000 metros cuadrados para realizar pruebas de lucha contra el fuego y rescate, junto a un espacio urbanizado de 3.000 metros cuadrados.

En definitiva, “estamos hablando de triplicar el tamaño del actual parque de bomberos, añadiendo un nuevo servicio como es el centro de formación para todos los bomberos de Ciudad Real y provincia”, subrayaba Caballero.

“Nos importa mucho el trabajo que se desarrolla este servicio en la provincia, nos estamos tomando muy en serio dotar de los mejores medios a los profesionales, y a la hora de invertir, de destinar recursos, entendemos que las actuales instalaciones han quedado anticuadas y que una sociedad moderna, que piensa en sus ciudadanos y que vigila que vivan con el máximo de seguridad, tiene que contar con buenos profesionales, que los tenemos, pero también con buenas instalaciones”.

El presidente de la Diputación, además ha hecho un ofrecimiento a la consejería de Medio Ambiente para que pueda instalar en esta misma parcela el Centro Operativo provincial de lucha contra incendios forestales del INFOCAM, para lo que se han reservado más de 7.000 metros cuadrados.

La alcaldesa de Ciudad Real, Pilar Zamora, apuntaba al compromiso de las administraciones con el Plan de Modernización 2025, en el que está incluido este proyecto, agradeciendo la labor de la Diputación, definiendo este nuevo parque como un elemento de absoluta seguridad.

Y es que con este proyecto se cumple con el compromiso adquirido con el Ayuntamiento de la capital dentro del Plan Estratégico “Ciudad Real 2025” de trasladar las actuales instalaciones del parque de bomberos ubicado en la Ronda de Toledo a un nuevo lugar con el fin de dotar a este servicio de una mayor capacidad logística, al tiempo que se facilita el paso al Campus Universitario.

El presidente del Consorcio Provincial, Julián Nieva, destacaba cómo “estamos ante un hecho histórico en cuanto a la disposición de recursos de Servicios contra Incendios y Salvamento de Ciudad Real para poner encima de la mesa más de 10 millones de euros para modernizar un servicio esencial, necesario, y en el que creemos”.

La parcela, que cuenta con una superficie de 33.220 metros cuadrados, se ha considerado, subrayaba Nieva, el emplazamiento idóneo para ubicar este nuevo parque, tras estudiar una treintena de posibilidades y opciones. Un emplazamiento que, además, ha sido ratificado y avalado por la comisión de seguimiento y asesoramiento del Consorcio.

Además, según adelantaba, se contempla en la parcela la construcción de un helipuerto, “por lo que se trata de la ubicación perfecta para todos los recursos de emergencia necesarios para una ciudad como la nuestra”.