Las Instituciones de Ciudad Real han guardado un minuto de silencio este mediodía en la Plaza Mayor en la concentración de condena por el asesinato machista de la joven guatemalteca vecina de la capital, Nancy Paola Reyes por parte de su pareja en Santander.

Las Instituciones de Ciudad Real han guardado un minuto de silencio este mediodía en la Plaza Mayor en la concentración de condena por el asesinato machista de la joven guatemalteca vecina de la capital, Nancy Paola Reyes por parte de su pareja en Santander.

La concejala de Igualdad, Ana Belén Chacón, ha leído un manifiesto en el que se califica a la joven como “luchadora, una trabajadora, una de esas mujeres tan necesarias. Una joven que ha visto frustrados sus sueños de una vida mejor y los deseos de que su familia saliera hacia adelante por la brutalidad de la violencia de género”.

Violencia de género
Violencia de género
Violencia de género

Nancy es la mujer víctima número 34 en España de este año y la 1.067 desde el 2003, cuando se iniciaron los recuentos. Deja dos hijas, de 4 y 7 años, y a su familia (padres y hermanos) en Guatemala y en España.

En el texto se muestra el firme compromiso de todas las instituciones con la erradicación de la violencia machista y la repulsa contra los asesinatos de mujeres “y contra todo tipo de violencia ejercida sobre ellas, ya sea, psicológica, sexual, física o económica, en tanto que supone una violación de los derechos más fundamentales de las mujeres”.

“La Justicia será ahora la que tenga que hablar en este crimen machista. Y esperamos que lo haga con la contundencia que este tipo de comportamientos merecen”, se afirma en el comunicado conjunto, en el que además se agradece el trabajo que han realizado las distintas unidades de la Comisaría de Ciudad Real y la Jefatura Superior de Policía de Cantabria para el esclarecimiento de este caso.

“Todas las Instituciones de Ciudad Real estamos unidas frente a esta lacra. Pero los esfuerzos que todas y cada una llevamos a cabo desde nuestras competencias, no serán fructíferas sin la implicación y colaboración de la sociedad en su conjunto. La denuncia ante la menor sospecha de violencia machista en nuestro entorno es imprescindible para activar los mecanismos y la red de protección para las víctimas”.

La primera teniente de alcalde y concejala de Promoción Turística, Festejos y Tradiciones Populares, Eva María Masías, expresaba en nombre del Ayuntamiento de Ciudad Real la condena más enérgica “ante un nuevo caso de violencia de género, con una de nuestras mujeres: una de las vecinas de esta ciudad”. Masías mostraba el apoyo del consistorio a la familia y amigos de Nancy, “a la que nos han arrebatado de una forma tan deliberada y tan macabra”.

“Desde el Ayuntamiento seguiremos reafirmándonos en el compromiso de luchar contra esta lacra, contra esta forma de quitarnos los derechos y las libertades a las mujeres. Las mujeres nos merecemos minutos de vida y de felicidad. Merecemos minutos de libertad”.

En la concentración han estado presentes concejales de diversos grupos políticos del Ayuntamiento de Ciudad Real, el presidente de la Diputación Provincial, José Manuel Caballero, la delegada de la Junta de Comunidades en Ciudad Real, Carmen Teresa Olmedo; y la subdelegada del Gobierno en Ciudad Real, María Angeles Herreros, entre otros responsables políticos.

COMUNICADO DE CONDENA

Era una luchadora. Una trabajadora. Una de esas mujeres tan necesarias. Una joven que ha visto frustrados sus sueños de una vida mejor y los deseos de que su familia saliera hacia adelante por la brutalidad de la violencia de género.

Nancy Paola Reyes García llegó a Ciudad Real en el año 2018. Aquí estaba empadronada. Entre todos los vecinos y vecinas ha disfrutado este tiempo de esta ciudad acogedora. Los mismos que hemos vivido estos días la angustia de su desaparición… el drama de su familia durante los días en los que no contestó ya a las llamadas o los mensajes…

Una ciudad que se estremeció tras la noticia producida en Santander, hasta que la identificación llevada a cabo por el Instituto de Medicina Legal de Cantabria y el Instituto Anatómico Forense en Madrid ha podido confirmar la triste realidad: Nancy fue brutalmente asesinada presuntamente por su novio: Carlos Andrés Bustamante, que fue detenido en Madrid y trasladado al Penal de Santoña. Le había conocido hacía solo ocho meses.

No constaban denuncias previas de Nancy, pero él tenía antecedentes penales por violencia de género y otros delitos.

Si ya es difícil de calificar esta horrorosa, atroz e inhumana acción, indigna además la frialdad del engaño que trató de realizar a la familia de Nancy, para que pensaran que también él estaba muy apenado con la desaparición de la joven… cuando ésta había sido víctima de su violencia.

El Ayuntamiento de Ciudad Real, y todas las Instituciones de esta ciudad y provincia, desde su firme compromiso con la erradicación de la violencia machista, vuelven a manifestar públicamente su repulsa contra los asesinatos de mujeres y contra todo tipo de violencia ejercida sobre ellas, ya sea, psicológica, sexual, física o económica, en tanto que supone una violación de los derechos más fundamentales de las mujeres.

La violencia machista vulnera los Derechos Humanos y es un atendado a la dignidad de mujeres como Nancy. Esta violencia de género es la expresión más extrema de la desigualdad entre mujeres y hombres, que siguen viéndolas como algo de su propiedad y control. Nuestra sociedad no debe tolerar más esa sumisión e inferioridad… y que las mujeres puedan ser violentadas por sus parejas.

Nancy es la mujer víctima número 34 en España de este año y la 1.067 desde el 2003, cuando se iniciaron los recuentos. Deja dos hijas, de 4 y 7 años, y a su familia (padres y hermanos) en Guatemala y en España. Queremos trasladarles desde aquí todo nuestro apoyo, nuestra solidaridad y nuestra ayuda en un momento como el que están viviendo.

La Justicia será ahora la que tenga que hablar en este crimen machista. Y esperamos que lo haga con la contundencia que este tipo de comportamientos merecen.

Queremos además agradecer el trabajo que han realizado las distintas unidades de la Comisaría de Ciudad Real y la Jefatura Superior de Policía de Cantabria para el esclarecimiento de este caso.

Todas las Instituciones de Ciudad Real estamos unidas frente a esta lacra. Pero los esfuerzos que todas y cada una llevamos a cabo desde nuestras competencias, no serán fructíferas sin la implicación y colaboración de la sociedad en su conjunto. La denuncia ante la menor sospecha de violencia machista en nuestro entorno es imprescindible para activar los mecanismos y la red de protección para las víctimas.

La violencia de género es un problema público y social contra el que debemos actuar todos y todas.

Muchas gracias.

Descanse en Paz.