lecturas dramatizadas

Un ciclo de lecturas dramatizadas denominado ‘Una tarde con los clásicos’ se celebrará en la víspera del Día internacional del libro. Las mismas tendrán lugar en la República Checa y en checo abarcando grandes obras del repertorio dramático español y latinoamericano.

Lecturas dramatizadas en checo

lecturas dramatizadas

Será este jueves 22 de abril a las 18:30 h, cuando el Instituto Cervantes de Praga, en colaboración con la Fundación Festival Internacional de Teatro Clásico de Almagro, pone en marcha a través de la red un ciclo de lecturas dramatizadas de autores del teatro clásico y contemporáneo español y latinoamericano.

Estas obras dramatizadas serán interpretadas por conocidos actores checos, y estarán dirigidas por especialistas en dicho repertorio, o los propios dramaturgos en el caso de los contemporáneos.

Ignacio García, director de la Fundación, ha informado que “Este proyecto tiene como objetivo dar a conocer nuestros grandes textos del Siglo de Oro a los actores, a los espectadores y también a las instituciones checas con el apoyo de la embajada española en Praga y del Instituto Cervantes en aquella ciudad”.

Obras dramatizadas podrán verse en plataformas Zoom y Facebook

La primera obra  que se podrá ver y escuchar a través de las plataformas Zoom y Facebook será La vida es sueño de Pedro Calderón de la Barca, obra fundamental del teatro barroco español. El especialista en el teatro del Siglo de Oro y director del Festival de Teatro Clásico de Almagro, Ignacio García, dirigirá un elenco de conocidos actores checos encabezados por Vincent Navrátil, František Skřípek, Roman Hájek, Zuzana Žáková, Leontýna Janků, Ondřej Kubina y Alexej Kolva, acompañados por música de la época interpretada a la guitarra barroca por Jan Krejča, gracias a la colaboración con Collegium Marianum.

“En esta primera lectura intentaremos que el público checo se habitúe a escuchar el verso español y a conocer mejor las comedias y los dramas para que, de alguna manera se haga natural dentro del panorama teatral checo escuchar los textos del Siglo de Oro igual que escuchan a Shakespeare”, añade García.

El público checo podrá disfrutar de esta historia  sobre el sentido de la vida y la existencia del ser humano, sobre la libertad y el destino, en la versión traducida al checo por Vladimír Mikeš y adaptada por Cyril Navrátil.

“La intención es que en el futuro esos centros teatrales y teatros nacionales checos y compañías puedan montar producciones 100% checas y puedan venir a Almagro”, apunta Ignacio García, quien apuesta por divulgar un nuevo canon del Siglo de Oro en la línea americanista, feminista, accesible e inclusiva que tiente el Festival, por lo que en este ciclo de lecturas, más adelante llegarán textos de autores nacidos en América y de grandes autoras del Siglo de Oro.

Himmelweg de Juan Mayorga

Para los amantes del teatro contemporáneo, será el 5 de mayo cuando podrán asistir a una de las obras dramatizadas en una obra de teatro actual español más representadas por todo el mundo, Himmelweg de Juan Mayorga.

Esta obra, inspirada en un hecho histórico que tuvo lugar en el campo de concentración checo de Terezín durante la II Guerra Mundial, contará en los papeles protagonista actores checos de la talla de Jan Horák, Vojtěch Bartoš y Ernesto Čekan. Entre las escenas se podrá escuchar la voz de la niña Alice Pavelková, cantante de la Ópera infantil de Praga (Dětská opera Praha), quien interpretara piezas de la ópera Brundibár de Hans Krasa, obra que se compuso y estrenó en el mencionado campo de concentración.

La obra será dirigida por el propio Juan Mayorga, en la traducción al checo que llevo a cabo Jiří Kasl en el año 2015, y contando con la colaboración de Kateřina Popiolková como asistente del director de escena, y de Lucie Grabovská de festival de teatro contemporáneo en español, Tres deseos.

Himmelweg narra la historia del miembro de la Cruz Roja que visita el campo de concentración checo Terezín y no puede distinguir entre la ficción y el teatro que prepararon los nazis. Himmelweg, que en alemán se titula El camino al cielo, es en realidad el nombre o metáfora de la plataforma que lleva a los prisioneros hacia la muerte. La obra de teatro sobre el teatro macabro que los nacistas dirigieron y realizaron con la ayuda forzada de los actores involuntarios de parte de los prisioneros y la perfeccionaron al absurdum. Y así los miembros de la Cruz Roja que tenían que inspeccionar el campo de concentración vieron las cosas esayadas y totalmente equivocadas.

Juan Mayorga dice de su obra: “En Himmelweg pensé hasta qué punto me parezco yo a este hombre, a este delegado de Cruz Roja, hasta que punto estoy emitiendo el informe positivo sobre realidades inaceptables, hasta que punto soy cómplice de perversiones y también me pregunto como este hombre pudo vivir al día siguiente, como pudo sobrevivir sabiendo que fue engañado.“

Después de cada una de las  lecturas dramatizadas, los espectadores podrán participar en un coloquio con los artistas, con el director de escena y – en el caso de Juan Mayorga – también con el autor de la obra.