El Centro de la Mujer de Argamasilla de Alba organizó, el lunes 19, una charla a cargo de la doctora Alicia Pintado Díaz, que se desempeña actualmente como profesional del servicio de urgencias del Hospital de Tomelloso. Se ilustró a los asistentes acerca de las medidas preventivas de los cánceres de mama, endometrio y útero, así como de los signos a los que hay que estar atentos para una detección lo más temprana posible.

Charla de la doctora Alicia Pintado Díaz sobre los principales tipos de cánceres que afectan a la mujer 1

En su intervención, la doctora informó a las asistentes sobre la prevalencia de los casos de acuerdo a la edad y la importancia del factor hereditario en la aparición de estas enfermedades en las mujeres; así como de los factores de protección y de riesgo, medidas preventivas o como hacer una autoexploración, muy importante en la detección temprana.

Para combatir un cáncer es fundamental hacerlo en su fase inicial, para ello, se hace necesario conocer los síntomas principales de cada uno, por ejemplo, en el caso del cáncer de mama estos pueden ser distintos en cada persona, incluso algunas no tienen ningún tipo de signo o síntomas, pero algunas de las señales que deben alertar de un posible cáncer de mama son: Un bulto nuevo en la mama o la axila (debajo del brazo) o cambios anormales en la forma de la mama o del pezón, como puede ser el hundimiento de éste.

En lo referente a signos y síntomas del cáncer endometrial se pueden incluir el sangrado vaginal, después de la menopausia; sangrado entre períodos menstruales y dolor en la zona pélvica.

Charla de la doctora Alicia Pintado Díaz sobre los principales tipos de cánceres que afectan a la mujer 2

En el caso del cáncer de útero, en muchos casos los síntomas no aparecen hasta que este se ha desarrollado hacia los tejidos próximos, siendo entonces los síntomas más habituales: sangrado vaginal anormal, una secreción vaginal inusual, dolor en la zona pélvica o durante las relaciones sexuales.

La doctora destacó que la crisis sanitaria está aumentando la dificultad con la que se encuentran los facultativos para diagnóstico y control de la evolución de la enfermedad. Aún así, los profesionales sanitarios continúan trabajando de manera intensa en todas las áreas.