El próximo domingo se celebra el Día Mundial de Internet con la vista puesta en todos aquellos alumnos de educación infantil y primaria que tienen problemas a la hora de conectarse a la red. Es el caso de los 8.000 alumnos escolarizados en los centros rurales agrupados de Castilla La Mancha. De esta forma, nuestra región se sitúa en cuarta posición tras las comunidades de Castilla y León, con más de 15.000 alumnos escoralizados en estos centros, Andalucía (11.000) o Cataluña (10.400).

Internet, bien de primera necesidad

Hoy en día, y más en la situación en la que estamos, Internet se ha convertido en un bien de primera necesidad para garantizar la educación a distancia o el teletrabajo. Aquellas personas que viven en pequeñas poblaciones, suelen tener problemas de conexión debido a la falta de infraestructuras.

De hecho, más de 42.000 personas en Castilla La Mancha no pueden acceder a una conexión a Internet de calidad, sobre todo en zonas rurales, despobladas o de difícil orografía, de ahí que los alumnos de estas zonas encuentren serias dificultades para continuar con su formación online.

Ante esta situación, y en línea con su filosofía de llevar Internet a cualquier lugar como operador con mayor impacto positivo en la sociedad rural, la compañía de telecomunicaciones Eurona está desarrollado acciones muy concretas para reducir esta brecha digital, garantizar la inclusión digital y que todos los niños tengan las mismas oportunidades de terminar el curso escolar, vivan donde vivan.

De esta forma, gracias a tecnologías ubicuas y flexibles como el satélite o el 4G, estos alumnos no solo podrán acceder a la educación online sino también disfrutar de momentos de entretenimiento a través de una conexión a Internet de calidad.

El tráfico de Internet en zonas rurales se triplica en los hogares ahora conectados

Precisamente, el estado de alarma ha acelerado la implantación de la tecnología satélite en las zonas rurales en las últimas semanas como solución viable e inmediata para garantizar el teletrabajo, la educación, las consultas a distancia o el entretenimiento.

Así, el tráfico de Internet se ha triplicado en los hogares conectados de estas zonas siendo el correo electrónico, las plataformas de reunión, las redes sociales y las plataformas de entretenimiento los servicios más utilizados.

De hecho, las aplicaciones de videoconferencia como Skype o Zoom y los servicios de correo electrónico han multiplicado por diez su ancho de banda, mientras que Whatsapp, por su parte, ha sido la principal vía de conexión de los habitantes de las zonas rurales, pues se ha multiplicado por siete su uso.

Asimismo, plataformas de entretenimiento como Youtube, Netflix, Amazon Prime Video o incluso Disney + han triplicado su consumo de datos. También redes sociales como Facebook o Instagram, siendo paradigmático el caso de la red de vídeos cortos Tik Tok, que ha multiplicado por veinte su ancho de banda.