El director general de Asistencia Sanitaria del Servicio de Salud de Castilla-La Mancha, José Antonio Ballesteros, ha subrayado que, desde su puesta en marcha en 2017, un total de 386 mujeres de la región se han beneficiado de las ventajas que ofrecen las plataformas genómicas de cáncer de mama y que permiten una mejor clasificación de los tumores y con ello mayor precisión en el tratamiento y mejor pronóstico y calidad de vida.

Así lo ha manifestado durante la presentación de una Reunión Virtual en torno a la Actualización sobre Medicina Personalizada en Oncología, organizada por la Asociación de Oncólogos Médicos de Castilla-La Mancha (ASOCAM), con la colaboración de Roche.

José Antonio Ballesteros ha agradecido el papel que han desempeñado estos profesionales durante la pandemia, cuya actividad no ha cesado e incluso ha aumentado en los Hospitales de Día Oncohematológicos o los servicios de Radioterapia.

A este respecto, ha subrayado el crecimiento que han venido experimentando las consultas oncológicas, las interconsultas y la actividad de los hospitales de día oncohematológicos en los últimos años, “un crecimiento notable y sostenido en el tiempo”.

Este crecimiento, ha incidido, se ha acompañado de una creciente incorporación de nuevos profesionales de las áreas de Oncología Médica y Anatomía Patológica en los últimos años. Concretamente, Castilla-La Mancha contaba con 50 oncólogos en 2015 frente a los 60 actuales, mientras que los anatomopatólogos han pasado en este tiempo de 58 a los 63 a día de hoy.

Por otra parte, Ballesteros se ha referido a la dotación de aceleradores lineales para todas las provincias de la región, que se han adquirido a través de la Fundación Amancio Ortega. En este sentido, ha indicado, ya han comenzado las obras del búnker que albergará dos de estos aparatos en la provincia de Albacete, mientras que Guadalajara contará con un acelerador lineal en las instalaciones del nuevo hospital una vez concluya la ampliación.

Reunión Medicina Personalizada en Oncología

La reunión virtual sobre Medicina Personalizada en Oncología ha estado moderada por el doctor Javier Cassinello, jefe de Oncología del Hospital Universitario de Guadalajara y presidente de ASOCAM, y ha contado con la participación de profesionales de distintos hospitales de Castilla-La Mancha y de la Comunidad de Madrid.

El objetivo, ha explicado el doctor Cassinello, es exponer las últimas novedades en torno a la Medicina Personalizada en el área de la Oncología como “medicina del futuro, a la carta”, buscando los fármacos adecuados y específicos para cada tumor en función de las alteraciones genéticas que puede presentar el paciente y optimizando el tratamiento para una mayor eficiencia, eficacia y efectividad en la terapia. “Se trata de conseguir herramientas diagnósticas nuevas para bucear en la profundidad genética y molecular de los tumores y detectar mutaciones tratables con fármacos”, ha señalado.

Así, para el tratamiento se tendría en cuenta el perfil genético de cada individuo como guía de las decisiones en materia de prevención, diagnóstico y tratamiento de la enfermedad, además de otros datos relativos a su condición física o estilo de vida (hábitos dietéticos, de ejercicio físico y características sociales o poblacionales, entre otros).

A través de la secuenciación de última generación (NGS) se buscan alteraciones genéticas en los tumores para tratar de buscar el fármaco adecuado para esa mutación, y esto puede suponer “un cambio radical en el tratamiento de ese paciente, porque resulta mucho más específico y por ello más eficaz”, ha subrayado Cassinello.

Además de una mayor eficacia, este tipo de estudio favorece la prevención y el diagnóstico precoz al identificar mecanismos moleculares relacionados con el origen y la progresión del tumor, y facilitaría la formulación de recomendaciones encaminadas a evitar el desarrollo de una enfermedad tumoral.

Para su implantación, la Medicina Personalizada precisa de ciertas herramientas como el acceso a técnicas de secuenciación de última generación (NGS), Big Data, tecnología de biopsia líquida, nanomedicina y nanotecnologías, así como biobancos abiertos y autorizados y digitalización constante de datos, entre otros; también requiere una constante medición de datos, además de contemplar la puesta en marcha de un Comité Molecular de Tumores.

La reunión se ha dirigido fundamentalmente a oncólogos médicos, pero también es de interés para patólogos, médicos internistas, bioquímicos, profesionales de oncología radioterápica y en general profesionales de los servicios implicados en la atención a determinados tumores en función de su localización (urólogos, neumólogos, digestivos, etcétera).

A lo largo de la misma se ha abordado el futuro de la oncología a través de terapias dirigidas y ensayos clínicos, y también se ha expuesto el tema de las guías consensuadas y el diagnóstico molecular o el beneficio que supone para los pacientes el avance de la medicina personalizada, así como su abordaje en la región.