La tormenta de nieve «Filomena» del pasado viernes 8 de enero de 2021 Madrid se vió desbordada durante horas, calles inaccesibles, zonas con 50 centímetros de nieve, pero en medio de la nevada los centros de datos de Madrid estuvieron al 100%. Así se vivió en InterXion.

Según informó el propio centro de datos en sus redes sociales fueron más de 12 horas de encierro de parte de su personal de mantenimiento y técnicos, que trabajaron duro para asegurar que todo funcionaría en mitad de esta nevada histórica en Madrid.

Los datacenters desarrollan actividades indispensables hoy en día, Internet necesita de estos CPDs. La «famosa» nube, los servicios de video streaming, los juegos online, los servidores de empresas de medios de pago, incluso las propias páginas de información de el tiempo o de la Comunidad de Madrid, así como multitud de proveedores de infraestructura como Stackscale, necesitan que los centros de datos esten operativos en cualquier situación por crítica que sea.

En el caso de Stackscale cuenta con dos centros de datos en Madrid, de esta forma proporciona un nivel de redundancia mayor a los clientes que así lo desean. Minimizando el posible impacto de situaciones adversas como esta gran nevada.

InterXion dentro de sus planes de contingencia está comprobando de forma constante los dos tanques de gasóleo, de 20.000 litros cada uno, para asegurar que siempre estén al máximo de su capacidad. De esta forma en caso de interrupción del suministro eléctrico tendrían una autonomía mínima de 48 horas.

En el portal de tecnología Xataka han publicado un artículo más extenso sobre esta nevada y el centro de datos de Interxion.

Fotografías del Facebook de InterXion.